Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos pedirán a AENOR un certificado que avale la calidad de sus detenciones

Interior pretende evitar errores que "dañan la imagen de toda la institución"

"La detención es un proceso crítico, porque toca a los derechos fundamentales de las personas. Y un error puede afectar a la imagen de toda la institución". Ésa es una de las razones citadas por el Departamento de Interior para impulsar una iniciativa que es una rara avis en el mundo policial: solicitar a la entidad AENOR un certificado ISO 9001 que avale la calidad de las detenciones que practican diariamente los Mossos d'Esquadra. Interior se ha fijado finales de 2009 como fecha para alcanzar ese objetivo.

Que una sola detención equivocada puede erosionar la imagen de todo un cuerpo -de 14.000 funcionarios, en el caso de los Mossos- se ha comprobado en los últimos días. Cuatro mossos han sido condenados a penas de cárcel por detener al rumano Lucian Paduraru, confundido con un ladrón. Los agentes le golpearon en plena calle y también durante su traslado a la comisaría de Les Corts, según recoge la sentencia de la Audiencia de Barcelona.

Interior elaborará un protocolo que detallará de forma minuciosa todos los pasos correctos que seguir en una detención: desde el arresto material del sospechoso hasta su puesta en libertad (o a disposición del juzgado, según el caso). Eso implica supervisar, entre otras cosas, los motivos de la detención, los traslados, los registros corporales, los controles de acceso a la zona de calabozos, los plazos para la puesta en libertad, la gestión de los proveedores (limpieza, alimentación, traductores) y el registro informático de todos los incidentes.

"La calidad", indica el documento al que ha tenido acceso este diario, "tiene que ser uno de los ámbitos fundamentales en la etapa posterior al despliegue", finalizado el pasado 1 de noviembre con la llegada de los Mossos a Tarragona. El objetivo es, además, "mejorar la seguridad física y jurídica" de los policías. Interior quiere que una entidad independiente acredite que las detenciones "se ajustan a derecho" y que se preservan los derechos de policías y ciudadanos.

Sólo la Ertzaintza dispone -desde hace seis años- de un certificado ISO de calidad, también dado por AENOR, que avala la calidad de sus detenciones. De hecho, la Dirección General de Policía ha tomado a la policía autónoma vasca como ejemplo.

Hay, sin embargo, una diferencia. El certificado de la Ertzaintza se ciñe a las detenciones que se practican en la comisaría de Bilbao, que son un tercio del total de Euskadi. El objetivo del departamento que dirige Joan Saura es que el aval sirva para todas las regiones policiales y todas las comisarías, incluida, claro, la que mueve un mayor número de detenidos: la de Les Corts.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de diciembre de 2008