Dos empresas de componentes suspenden otros 400 contratos

Otros dos proveedores de la industria del automóvil, Emtisa e Industrias Flexo, se verán obligados a parar por la crisis de producción de los fabricantes, lo que afectará temporalmente a 400 trabajadores.

El primero, que es propiedad de Nissan desde hace dos años y que, en esencia, se dedica a hacer bastidores de los todoterrenos Pathfinder y Navara, ha acordado con el comité de empresa un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que afectará a todos los trabajadores de su planta de Sant Andreu de la Barca (Baix Llobregat), cerca de 300 personas. Emtisa parará los mismos días que lo haga la factoría de Nissan en la Zona Franca.

El acuerdo fue posible, según fuentes sindicales, porque la empresa se comprometió a complementar la prestación de desempleo de los afectados por el ERE hasta alcanzar el 100% del salario, incluidas las pagas extra y vacaciones.

Por su parte, Industrial Flexo, perteneciente a la multinacional Avon Automotive y dedicado a la fabricación de tubos de caucho, ha presentado una suspensión temporal de empleo en su planta de Sant Just Desvern (Baix Llobregat) que afectará a un centenar de trabajadores durante 25 días en el primer trimestre de 2009, ante la caída "coyuntural" de la demanda. Industrial Flexo ha abierto, además, un plan de bajas "voluntarias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50