Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno iraquí teme una rápida salida estadounidense

Bagdad / Damasco

El Gobierno iraquí teme las consecuencias que podría tener para su seguridad una rápida retirada de las tropas estadounidenses. El ministro de Defensa, Abdel Qáder Yasim, declaró el sábado que si el presidente electo Barack Obama cumple su compromiso electoral de sacar a los soldados en 16 meses, las exportaciones iraquíes de petróleo podrían verse seriamente amenazadas. El ministro hizo hincapié en la necesidad de que se respete el pacto suscrito entre EE UU e Irak, que prevé una retirada escalonada hasta finales del 2011. El Parlamento iraquí debe pronunciarse esta semana sobre el pacto, que fue firmado el lunes pasado por el Gobierno de Nuri al Maliki, pero el debate podría verse retrasado por la firme oposición de un considerable número de diputados -incluidos los chiíes del clérigo radical Múqtada al Sáder- que exige la retirada inmediata de unas tropas que califican de "invasoras".

El acuerdo de seguridad refrendado por Naciones Unidas sobre la presencia militar de EE UU en Irak expira el 31 de diciembre, de ahí la urgencia de establecer un nuevo marco legal.

Según el ministro de Defensa, tres años dan a Irak "tiempo suficiente" para completar la formación "técnica, de combate y de entrenamiento" de sus fuerzas de seguridad. De lo contrario, Irak puede verse "cercado por sus vecinos".

Miles de simpatizantes de Al Sáder se manifestaron el viernes por las calles de Bagdad para protestar contra el pacto entre Irak y EE UU. El Gobierno arremetió contra Al Sáder y le exigió que entregue las armas de sus milicias.

Washington criticó ayer duramente a Siria "por dar refugio" a los terroristas que atacan Irak durante una conferencia sobre seguridad celebrada en Damasco. Por el contrario, los demás aliados occidentales presentes, incluido Reino Unido, alabaron los esfuerzos de Siria por impedir la infiltración de combatientes extranjeros en Irak.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 2008