El 'ertzaina' detenido por narcotráfico dirigía la banda

Llevaba una vida aparentemente normal, pero en el tiempo libre que le dejaba su trabajo como ertzaina dirigía una red de narcotráfico. Y es que el agente de la policía vasca de 36 años detenido por sus compañeros y acusado de narcotráfico era quien encabezaba la red de tráfico de drogas desarticulada por la Ertzaintza el pasado fin de semana. La División de Inspección General, la encargada de perseguir las conductas delictivas de los agentes del cuerpo, lo que se conoce como Asuntos Internos, desmanteló la banda, que operaba fundamentalmente en Vizcaya. Las medidas de contravigilancia a las que recurría el detenido para evitar un atentado etarra, así como que el resto de la banda careciese de antecentes penales, complicaron la investigación.

La operación se ha saldado con seis detenidos, a los que se les han incautado dos kilos de cocaína, 150.000 euros en efectivo, tres vehículos de alta gama (Audi y Mercedes), dos armas de fuego (una de ellas simulada), diversas sustancias de corte e instrumentos de precisión para pesado y material destinado a embalar la droga.

El dispositivo policial venía gestándose desde hacía varios meses, cuando investigadores de Asuntos Internos decidieron vigilar al agente implicado tras recibir informaciones relativas a su posible participación en actividades ilícitas. Las primeras pesquisas revelaron movimientos y contactos sospechosos del ertzaina con algunas personas relacionadas con la delincuencia, así como el manejo de una importante cantidad de dinero sin justificación aparente. Estas pruebas llevaron a intensificar el control del sospechoso y de su entorno más inmediato.

Viaje a Galicia

Después de casi dos meses de vigilancia, se estrechó el cerco de manera definitiva. Los investigadores precipitaron el final de la operación el pasado fin de semana al conocer el viaje a Galicia de uno de los principales proveedores del agente implicado en busca de droga. Se controlaron los movimientos de las personas que esperaban el suministro hasta que llegó a Bilbao el narcotraficante durante la tarde del pasado sábado.

Una vez que se produjo el intercambio de droga del proveedor con el ertzaina, éste se citó en la misma noche del sábado con otras personas para suministrar parte de la droga a su propia red y proceder a la distribución. El primer intercambio fue de 200 gramos de cocaína con un hombre de su banda. En ese instante se realizaron las detenciones en cadena de varias personas. La operación sigue abierta, a la espera de que puedan producirse más arrestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50