Las universidades ofertan menos valenciano del que se demanda

Un estudio completo de 25 años de Llei d'Ús denuncia la aplicación a la baja

El estatus del valenciano en la educación mantiene la tónica de los últimos años: es alto en primaria e infantil y va degradándose a medida que se asciende en los tramos educativos. Lo explicó ayer la Mesa pel Valencià, integrada por asociaciones cívicas, instituciones y sindicatos, al repasar los incumplimientos de la Llei d'Ús del Valencià 25 años después de aprobarse. El último escalón, el de la universidad, donde la demanda sigue siendo mayor que la oferta, ofrece varias lecturas. La primera es que las solicitudes de recibir clases en catalán han aumentado 4,5 puntos en tres años. Un crecimiento que sería mayor sin la anomalía de la Miguel Hernández de Elche, donde sigue sin impartirse ni un crédito en valenciano, lo que puede haber llevado a que la ya escasa demanda de 2004 (que era del 5,09%) se haya derrumbado hasta el 0,07%.

En Elche sigue sin darse ni un crédito en valenciano y la demanda desaparece

La segunda lectura es que la petición de clases en valenciano es mayor cuanto más al norte. En la Jaume I de Castellón se eleva al 29,87%, y el porcentaje de créditos impartidos en la lengua se queda en el 19,45%. En la Universitat de València, la demanda representa el 24,8%, casi en equilibrio con la oferta, que se sitúa en el 23,93%. En la Politécnica, las solicitudes han crecido 4,5 puntos, hasta el 16,9%, pero la impartición ha caído ligeramente, hasta el 6,7%. Cerca de la situación de la Universidad de Alicante, donde la demanda ha caído una décima (hasta el 7,4), mientras la oferta ha subido algo más de un punto porcentual, hasta el 5,76%.

La Mesa pel Valencià (de la que forman parte STEPV, CC OO y CAT, las entidades culturales Acció Cultural y Escola Valenciana y la federación de padres FAPA-Valencia) señaló que mientras el 31% de los alumnos de Primaria estudia en valenciano, el porcentaje cae al 19% en Secundaria. En buena medida porque al no haber ninguna catalogación lingüística, las peticiones de los chavales y de sus familias caen en saco roto. El uso vuelve a descender al llegar a la universidad, hasta quedarse en un 11,17%.

Educación quiso ver la botella medio llena y afirmó que desde 1995 el número de alumnos que estudian en valenciano ha crecido un 165%, hasta los 196.849. La Mesa pel Valencià ofreció ese dato desde otro punto de vista: el porcentaje total de alumnos (que ha crecido en el plazo antes mencionado) representa un 26,2% en la escuela pública y privada-concertada (en esta última, sólo el 6% ofrece docencia en valenciano).

Se ofrecieron muchos más datos: sólo el 1,2% del personal de la Generalitat (descontado el departamento de Educación) tiene acreditado el conocimiento del valenciano; el Consell ha perdido 20 juicios en 11 años por negar la unidad de la lengua. La Mesa llevará el debate a las Cortes, partidos políticos, universidades y a la Acadèmia Valenciana de la Llengua y la Generalitat, máxima responsable de velar por la aplicación y desarrollo de la ley, como recordó Diego Gómez de Escola Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50