El líder rebelde de Congo acepta un alto el fuego

El líder rebelde tutsi de la República Democrática de Congo, Laurent Nkunda, anunció ayer un alto el fuego y aceptó participar en el plan de paz promovido por Naciones Unidas pese a que durante la jornada se repitieron los enfrentamientos entre sus soldados y el Ejército congoleño.

Tras reunirse con el enviado de la ONU, el ex presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo, en la ciudad de Jomba (provincia de Kivu Norte, este de Congo), Nkunda aseguró que había aceptado las tres peticiones que le habían sido hechas: decretar un alto el fuego, abrir un corredor humanitario para asistir a los refugiados y dar apoyo a las iniciativas de paz de Naciones Unidas. A cambio, el líder rebelde exigió que el presidente de Congo, Joseph Kabila, también acepte la suspensión de las hostilidades.

Más información

"Apoyamos la iniciativa de paz y pondremos todo de nuestra parte para alcanzarla", afirmó Nkunda. Obasanjo confirmó poco después, cuando se disponía a viajar a la vecina Ruanda, que el líder rebelde ha aceptado tomar parte en las negociaciones que tendrán lugar en la capital de Kenia, Nairobi, aunque no precisó la fecha ni si éstas incluirán negociaciones directas con Kabila, como Nkunda desea.

El enviado de la ONU, que se reunió con Kabila el sábado, añadió que el presidente congoleño le manifestó no estar en contra de "abrir negociaciones".

Pese a estos aparentes avances, las tropas de paz de la ONU constataron duros choques entre fuerzas de Nkunda y el Ejército en la localidad de Ndeko, 110 kilómetros al norte de Goma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 16 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50