Cartas al director
i

Solidaridad

Quiero manifestar mi solidaridad irrestricta con el profesor Luis García Montero, animarle decididamente a que recurra la sentencia y confíe en la justicia por más que de vez en cuando nos dé estos sustos, y a que, por favor, no abandone la Universidad. Ya, lo que nos faltaba, que se vayan a su casa los mejores. En este mundo siempre habrá algún Fortes o un Jiménez Losantos para decir barbaridades y hacernos sentir vergüenza ajena o hacernos perder los estribos. Pero si arrojan la toalla hombres como García Montero, estamos aviados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50