El duelo acabó con las clases

Compañeros y profesores de los tres jóvenes fallecidos en un accidente les rinden homenaje en Amurrio

Al final, los responsables del Instituto Zaraobe, de la localidad alavesa de Amurrio, no tuvieron ayer más remedio que suspender las clases de Bachillerato y de Ciclos Formativos. "Ha sido imposible continuar las clases. Ni los alumnos ni los profesores estaban con ánimo para ello", reconocía a EL PAÍS uno de los responsables del centro. La conmoción general en la que se encontraban los compañeros de Andoni G. A., Cristina C. y Mikel L. N., los tres jóvenes fallecidos el pasado jueves en un accidente de tráfico en esa localidad, acabó con la jornada lectiva después del homenaje que les realizaron al mediodía de ayer.

Los tres fallecidos viajaban con otra joven amiga, Uxue R., en un todoterreno que chocó frontalmente contra un camión que conducía un ciudadano portugués, de 50 años, quien también resultó herido y tuvo que ser ingresado en el Hospital de Galdakao.

"Ha sido imposible seguir. Ni alumnos ni profesores estaban con ánimo"

A la espera de que se celebren los funerales, sus profesores y compañeros plantaron ayer una encina que recordará para siempre a quienes el pasado jueves sólo se habían planteado realizar una pequeña aventura: irse de excursión al monte con el coche de la madre de Andoni, el único que, a sus 18 años, tenía carné de conducir. Como Mikel, también recién alcanzada la mayoría de edad, Andoni cursaba un ciclo formativo en Mecanizado, mientras que sus novias, Cristina, de 16 años, y Uxue, de 17, cursaban Primero de Bachillerato. Su coche se empotró contra las bajos del camión cuando circulaban por un tramo de la A-625.

En teoría, tenían que entrar en clase a primera hora de la tarde, pero optaron por desplazarse hacia la sierra Salbada para ver las primeras nieves. Andoni tomó el Kia Sportage de su madre llevando a efecto una idea que habían tenido otros compañeros del instituto. Los mismos que ayer por la mañana recordaban cómo ellos se habían quedado al final clase, mientras cubrían de flores la encina recién plantada y contenían a duras penas el llanto por los compañeros perdidos, a los que también homenajearon con carteles en la entrada al centro.

Cada uno tenía un recuerdo propio, como no puede ser de otro modo en el principal instituto de la comarca, con 534 alumnos de ESO, Bachiller y Ciclos Formativos, procedentes de localidades de Burgos, como Cristina (natural de Villalba de Losa), Vizcaya (el propio Andoni, de Londoño, enclave perteneciente a la ciudad de Orduña) o Mikel y Uxue, de la zona de Artziniega. A última hora de ayer, Uxue permanecía internada en el Hospital de Cruces, con un politraumatismo grave.

El alcalde de Amurrio, Pablo Isasi, de EA, ejerció ayer como portavoz oficial del sentir de toda la comarca: "La consternación es general, y todos los vecinos de la zona están muy afectados con el suceso. En este momento, lo único que podemos hacer es arropar a las familias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de octubre de 2008.