Camps se enroca en la Ciudadanía en inglés pese al fracaso escolar

El presidente de la Generalitat ensalza la figura de Font de Mora en las Cortes

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, hizo caso omiso ayer del fracaso que supone la decisión de impartir en inglés la asignatura de Educación para la Ciudadanía y convirtió su intervención en el hemiciclo de las Cortes en un reconocimiento del PP al consejero de Educación, Alejandro Font de Mora.

"Vamos a cumplir nuestros compromisos y las leyes", afirmó Camps, que hizo oídos sordos a las intervenciones de la oposición parlamentaria. Los portavoces del PSPV, Ángel Luna, y de Compromís, Mònica Oltra, le recalcaron al jefe del Consell que, tal y como publicó ayer EL PAÍS, en la primera prueba de Educación para la Ciudadanía impartida en inglés han suspendido el 99% de los alumnos en los institutos alicantinos. Los dos aprobados son británicos.

El Gobierno acusa al Consell de improvisación y de ser irresponsable

Más información

La respuesta de Camps a las críticas a su gestión educativa consistió en acusar a los socialistas de la gestión que les dejaron hace más de 13 años cuando el PSPV perdió la Generalitat y en atribuir a la oposición el objetivo de convertir la educación pública "en un campo de batalla".

Como muestra de reafirmación de su decisión de impartir Educación para la Ciudadanía en inglés, pese al fracaso escolar, Camps se refirió a su consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, como "una gran persona, un hombre dialogante, honrado y un gran consejero". Palabras con las que arrancó un largo aplauso de la bancada popular a Font de Mora. No satisfecho con el resultado, Camps recurrió a la hipérbole para recordar que él mismo fue consejero de Educación hace diez años. "Un cargo que sólo puede ser superado por el de presidente de la Generalitat, que es lo más grande que se puede ser".

Font de Mora intervino en el pleno para afirmar que las victorias electorales del PP legitiman sus decisiones.Ángel Luna acusó ayer a Camps de "aprovechar la falta de recursos para boicotear la asignatura de Ciudadanía". "Está echando un pulso que sabe que no puede ganar", prosiguió el socialista, "a usted le convendría bajar del caballo, hable con los ciudadanos, escúchelos y que le expliquen cómo están tensionando a alumnos y profesores". "Bájese del despotismo, el autoritarismo y la soberbia", remachó.

Mònica Oltra, de Iniciativa y portavoz de Compromís, pidió la dimisión del consejero de Educación, argumentó que la incapacidad del Consell ha movilizado a la comunidad educativa e insistió en que el sistema público mantiene su nivel gracias al esfuerzo de docentes y padres.

"Su política se basa en imposiciones unilaterales. Ha empeorado la educación, con barracones que no son su prioridad, falta de docentes en valenciano y lengua extranjera y un fracaso escolar que ronda el 40%", manifestó Oltra, "baje de Mundo Ilusión y entérese de que su consejero de Educación está tocado".

Los representantes de la plataforma per l'Ensenayment públic acusaron ayer al Consell de boicotear su presencia en la tribuna de invitados de las Cortes para asistir al debate. Sus representantes siguieron el debate por televisión en una sala cercana, ya que la tribuna de invitados fue ocupada por cargos de las consejerías.

El Ministerio de Educación aseguró ayer, tras conocer el nivel de fracaso en las pruebas de Ciudadanía en inglés en Alicante, que "la improvisación y la irresponsabilidad de la Generalitat tienen consecuencias negativas" para los alumnos y la calidad de la educación y reclamó a Camps que "rectifique". "Que fomente la educación del inglés con calidad y Educación para la Ciudadanía con normalidad", indicó el Ministerio de Educación.

La Consejería de Educación optó por arremeter contra la valoración del Ministerio de Educación y dijo que los alumnos serán "evaluados correctamente". Para la consejería, los centros que han realizado una prueba de Ciudadanía en inglés con material de la propia Generalitat lo han hecho por iniciativa propia y contraviniendo el auto del Tribunal Superior de Justicia "que decía que no se pueden evaluar los conocimientos en inglés". "Es falso que haya alumnado que haya obtenido un cero en la evaluación de la materia, ya que todavía no se ha evaluado a ningún estudiante", indicó el departamento de Font de Mora.

En este contexto, la Consejería de Educación decidió remitir a la permanente de directores una circular aclaratoria sobre la metodología con la que se ha de impartir la materia.

Ayer los sindicatos docentes STEPV, UGT y CC OO condicionaron de nuevo la negociación sobre la orden que regula la evaluación del bachillerato a que se resuelva el conflicto de Ciudadanía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50