El PSE exigirá en los presupuestos 140 millones para soterrar las vías en Vitoria

La polémica sobre la financiación del soterramiento del trazado ferroviario en Vitoria sigue adelante. Tras las exigencias de la consejera de Transportes, Nuria López de Guereñu, de que el Gobierno central ponga más dinero y la respuesta del PSE alavés de que el Ejecutivo vasco aporte 140 millones, ayer intervino Patxi López. El líder de los socialistas vascos anunció que presentarán una enmienda en los presupuestos vascos para que el Gobierno destine al proyecto esos 140 millones, 60 más de los que el tripartito está dispuesto a aportar.

López recordó que el Ministerio de Fomento se ha comprometido a hacerse cargo de los 140 millones de euros que cuesta la llegada de la alta velocidad a Vitoria por superficie, y que además aportará otros 100 millones a través de las plusvalías generadas en los terrenos que quedarán liberados de las vías actuales. No obstante, subrayó que el trazado soterrado por la zona norte "es una operación urbanística", por lo que en el proyecto se deben implicar "todas las instituciones". Fomento aportará el 51% de la financiación, mientras que el Ayuntamiento de Vitoria invertirá 63 millones y la Diputación de Álava, 30.

Por ello, considera que el Gobierno vasco, que hasta el momento ha anunciado 80 millones, "tiene que implicarse también en esta obra fundamental y tiene que hacerlo con 140 millones para estar a la altura de las otras administraciones". La Administración vasca, dijo, "tiene dinero y recursos más que suficientes para hacerlo, porque tenemos remanentes y capacidad de endeudamiento".

Visita a las obras del AVE

El secretario general del PSE afirmó que, si se rechaza la enmienda, esa partida la incluirá el "futuro gobierno liderado por los socialistas". López hizo estas declaraciones en la visita realizada ayer a las obras del AVE en Luko, donde expresó su apoyo y solidaridad a las empresas y trabajadores de esta infraestructura que sufren "la amenaza de la violencia" de ETA, ya que el proyecto ha sido señalado por la banda como uno de sus objetivos.

López subrayó que esta infraestructura, cuyo presupuesto ronda los 4.200 millones de euros (sin contar los accesos a las tres capitales e Irún), es "un ejemplo de colaboración" entre la administración central y la vasca, ya que, si bien la primera aporta el 100% de la financiación total y realiza el ramal entre Vizcaya y Álava, el Ejecutivo vasco se encarga de la construcción de la línea en Guipúzcoa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50