Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

El Deutsche Bank renuncia a la ayuda del Gobierno

El primer banco alemán, Deutsche Bank, quiere "superar la crisis por sus propios medios", según su presidente. Renuncia así a la ayuda del Gobierno de Angela Merkel para superar la crisis financiera.

"El Deutsche Bank no precisa capital del Estado", explicó Josef Ackermann, primer ejecutivo del banco, en una entrevista publicada en el dominical del diario alemán Bild. "Somos uno de los bancos más fuertes del mundo. Me avergonzaría aceptar dinero del Estado en esta crisis", afirma categóricamente.

Por el contrario, su inmediato rival, el Commerzbank, que recientemente ha adquirido el Dresdner Bank, sí que se plantea acudir al programa de ayuda de 500.000 millones de euros aprobado el viernes por el Parlamento alemán. "Estudiaremos con detenimiento si nos conviene", ha afirmado su presidente, Martin Blessing.

El primer ejecutivo del Commerzbank admite que su banco cometió "errores" al contratar créditos de alto riesgo y ha ensalzado el paquete de rescate del ejecutivo, aprobado en tiempo récord, que entró en vigor el pasado sábado. Ackermann, por el contrario, sigue defendiendo a ultranza "la competencia por rendimientos más altos", que es "lo que ha llevado tan lejos a la humanidad".

Por su parte, el banco público de Baviera BayerLB, que fue el primero de Alemania en sufrir los rigores de la crisis, parece que será también el primero en pedir la ayuda estatal, según ha afirmado el ministro de Finanzas de la región germana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de octubre de 2008