Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manolo Valdés crea la escultura del premio Don Quijote

El Rey entregará el galardón a Lula da Silva y Carlos Fuentes

Manolo Valdés ha enviado desde su estudio de Nueva York dos esculturas en bronce para que el lunes sean entregadas en la ceremonia del Premio Internacional Don Quijote de la Mancha, concedido por la Junta de Castilla-La Mancha y la Fundación Santillana. Los premiados son el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en la categoría de mejor labor institucional, y el escritor mexicano Carlos Fuentes, por su destacada trayectoria profesional. El acto estará presidido por el Rey.

El pintor y escultor seguirá en la distancia lo que suceda el lunes en Toledo. Ese día inaugura exposición en Pekín. "Pero díganles a los dos galardonados que los admiro y que es para mí un honor que hayan contado conmigo para este premio", explica Valdés desde Nueva York.

Cuando recibió el encargo para diseñar la obra que iba a ser imagen del Premio Internacional Don Quijote de la Mancha, enseguida lo tuvo claro: "Pensé en La lectora, la escultura en la que he trabajado con Mario Varga Llosa, que ha escrito un poema que está grabado en el bronce. A partir de La lectora realice una variante que es la que se entregará el lunes".

El Premio Internacional Don Quijote de la Mancha nace con la vocación de otorgar reconocimiento institucional a la obra de los candidatos de cualquier nacionalidad que mejor hayan contribuido a la difusión internacional y el conocimiento de la cultura y de la lengua española.

El jurado, presidido por José María Barreda, presidente de Castilla-La Mancha, estuvo formado por Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española; María Soledad Herrero, consejera de Cultura de Castilla-La Mancha; Gregorio Marañón, presidente de la Real Fundación Toledo; Juan Luis Cebrián, consejero delegado del Grupo PRISA; Emiliano Martínez, presidente del Grupo Santillana, y Basilio Baltasar, secretario del jurado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de octubre de 2008