Crisis financiera mundial | La respuesta europea

Londres estudia nacionalizar en parte bancos con problemas

El Gobierno de Gordon Brown está estudiando nacionalizar parcialmente la banca británica para inyectar capital. Los planes del Tesoro, desvelados el lunes por los diarios The Financial Times y The Daily Telegraph, no fueron ayer ni confirmados no desmentidos por el Gobierno. "Mantenemos las puertas abiertas a todas las opciones", comentó en una comparecencia parlamentaria el titular del Tesoro y canciller del Exchequer, Alistair Darling, quien puntualizó que las intervenciones puntuales en entidades en crisis no son incompatibles con medidas generalizadas.

El ministro hizo hincapié varias veces en que el Gobierno está abordando la crisis financiera con el triple objetivo de afrontar los problemas de liquidez, de regulación y de capitalización. Darling compareció de urgencia en los Comunes en el primer día de sesiones tras las largas vacaciones estivales y la temporada de congresos de los partidos. En su declaración, insistió en que el Tesoro está estudiando diferentes opciones y se negó a explicar cuáles son esas opciones, citando el precedente del desbarajuste provocado por EE UU al lanzar al aire un plan de rescate de Wall Street "sin tener antes respuesta para todas las preguntas posibles".

Más información

Compra gigantesca

Sus cautas palabras dieron cuerpo a la posibilidad de que, efectivamente, el Gobierno se esté planteando una gigantesca compra de paquetes de acciones bancarias -se baraja la posibilidad de un 20% del total- para inyectar capital en la banca británica, lo que aliviaría algunos de los problemas de liquidez, al tiempo que lanzaría un fuerte mensaje a los mercados.

El ministro tampoco quiso aclarar si el Reino Unido piensa garantizar el 100% de los depósitos bancarios, a la espera quizá de que se aclare cuál es exactamente la posición de Alemania o buscando, a lo mejor, una posición común entre los ministros europeos de Finanzas. Darling no ocultó su disgusto por las actuaciones unilaterales de Irlanda y de Alemania.

El ministro explicó que, con la subida de hasta 50.000 libras (68.000 euros) de la garantía sobre los depósitos, quedan garantizados el 98% de los depósitos de los ahorradores. Pero según los expertos, el problema no son los depósitos de los ahorradores privados sino el efecto llamada que tiene sobre la inversión financiera el que un país garantice todos los depósitos de sus bancos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50