Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | La respuesta europea

Portugal y Dinamarca también aseguran el 100% de los ahorros

Continúa el efecto dominó entre los Gobiernos europeos que tratan de responder al temor de los ciudadanos por el futuro de sus ahorros. Irlanda y Grecia fueron el pasado martes los más rápidos al asegurar el 100% de los depósitos bancarios. Alemania, después de días en los que se negaba a concertar con sus socios medidas globales y tras criticar a Irlanda, sorprendió el domingo al dar el mismo paso. Y ayer se unieron al club Portugal y Dinamarca.

La ministra de Economía danesa, Lene Esperesen, anunció a primera hora un plan contra la crisis que incluye la entrega de 35.000 millones de coronas (unos 4.700 millones de euros) para un fondo y la garantía sin límites para los depósitos de las entidades financieras.

Fuera de la Unión Europea, Islandia hizo lo propio después de que en una sola sesión su moneda se depreciara un 23% frente al euro y de que la Bolsa de Reikiavik suspendiera todas las operaciones con bancos. El Gobierno ha pedido a sus fondos de pensiones que repatríen las inversiones en el exterior.

El siguiente aldabonazo contra la unidad de acción europea llegó cuando el ministro portugués de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, no sólo anunció que su Gobierno se disponía a garantizar con carácter inmediato "los ahorros de los portugueses en cualquier banco que opere en Portugal". También pidió a sus socios de la UE que tomen la misma medida para restaurar la confianza en el sistema financiero.

Los movimientos de Alemania, Dinamarca y Portugal han supuesto un golpe para el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, que había propuesto duplicar la garantía de los depósitos hasta los 40.000 euros por ahorrador.

La tormenta financiera que sacude al mundo no sólo ha empujado a estos países a garantizar todo el dinero ingresado en bancos y cajas. Reino Unido, Austria, Suecia -y pronto, también España- también han tratado de tranquilizar a los ahorradores aumentando las cantidades aseguradas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de octubre de 2008