Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid enciende la polémica por recibir menos dinero del Estado

Beteta tacha de "agravio" que la región pierda 151 millones

En un Presupuesto marcado por la austeridad, Madrid pierde. Y no es la única comunidad, ni la que más pierde en proporción. Es la conclusión que se puede extraer de la inversión territorial prevista por el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2009, que ayer presentó el ministro Pedro Solbes.

La región recibirá 151 millones de euros menos que el año anterior, el 5,77% menos. De los 2.615,69 millones de euros que el Gobierno central ha invertido en Madrid, este año se pasará a 2.464,69 millones en 2009.

Madrid devolverá a Hacienda 174,58 millones del fondo de suficiencia

En porcentaje, Canarias, Aragón, La Rioja y Ceuta reciben aún menos. En cambio, Cataluña, País Vasco, Castilla-La Mancha, Baleares, Extremadura y Melilla ven incrementadas sus partidas respecto a 2008.

Esta situación provocó ayer la reacción airada del consejero de Hacienda, Antonio Beteta, que convocó una rueda de prensa para denunciar el "nuevo agravio" del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Fue la única comunidad autónoma que lo hizo. El consejero no evitó las comparaciones y consideró una afrenta que Madrid vaya a recibir "el 50% menos de inversión" que Cataluña o Andalucía. "La actitud del Gobierno de Zapatero constituye un ataque sin precedentes en la democracia española y una enorme deslealtad hacia la Comunidad de Madrid", espetó Beteta.

El consejero calcula que, según los Presupuestos de Solbes, cada madrileño recibirá 185,16 euros menos que la media nacional en 2009. "Es especialmente grave si tenemos en cuenta que los madrileños son los que más impuestos pagan", recalcó.

Pero Beteta insistió sobre todo en criticar que ésta no es una nueva situación, y afirmó que, en los cinco años con Zapatero como presidente, Madrid ha sufrido "una pérdida del 23,36% en inversión". En realidad, la región sólo vio descender las inversiones en el primer año de Gobierno socialista (825 millones de euros menos) y lo hará ahora, con los Presupuestos de 2009. El resto de cuentas aumentaron la cuantía de las partidas destinadas a la región.

Una portavoz del Ministerio de Economía y Hacienda recordó que la Comunidad fue la más favorecida durante un lustro por las inversiones del Estado. "Madrid, durante los últimos años, recibió una inversión mayor por diferentes motivos", recalcó. "Eso no significa que ahora disminuya la inversión, sino que ya se ha realizado". Como ejemplos, recordó que la región recibió 6.185 millones de euros para la construcción de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas y que también fue destinataria de fondos para la conexión por ferrocarril de alta velocidad (el AVE) con Barcelona.El consejero de Hacienda, Antonio Beteta, fue también muy contundente en sus críticas a la financiación contemplada en los Estatutos de Cataluña y Baleares. "Supone la ruptura del principio de equidad", recalcó, tras recordar que dichas regiones recibirán unos 1.000 millones de euros adicionales. "Esta comunidad tiene derecho a exigir que el Ejecutivo cese en el agravio sistemático", añadió.

La Delegación del Gobierno, al igual que el Ministerio de Economía y Hacienda, detallaron ayer en qué se van a gastar los 2.464 millones de euros destinados a la región. La mayor partida será la destinada a las infraestructuras del transporte. "Aumenta el 3,2% respecto al año anterior", puntualizó una portavoz del ministerio. Eso supone que Madrid contará con 1.202 millones de euros.

La mayor parte está destinada al ferrocarril (se invertirán 621 millones de euros), donde el Estado dedica 100 millones a la conexión entre las estaciones de Atocha y Chamartín. Una partida algo menor, 98,8 millones, servirá para la línea de alta velocidad que unirá la capital con Levante. También contempla 94,8 millones para la nueva estación de Cercanías en la Puerta del Sol y 62,8 millones para el acceso en tren al aeropuerto de Barajas.

Los aeropuertos madrileños recibirán 355 millones de las arcas estatales, de los que 346 irán a parar a Barajas a través de Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea (AENA).

Para carreteras, el Gobierno central ha contemplado una inversión de 219 millones. Están previstas la mejora en la vía de circunvalación M-40 (51,7 millones) y la mejora de la red viaria, con un gasto de 77,8 millones.

La otra gran partida es la dedicada a políticas sociales. La mayor cuantía, 1.035 millones de euros, irá a contemplar la subida del IPC en las pensiones mínimas. Beneficiará a 220.000 madrileños.

Pero el Estado también incrementa la partida destinada a aplicar la Ley de Dependencia, que aún está muy retrasada por el Gobierno de Esperanza Aguirre, que no ha puesto empeño en acelerar las valoraciones a los madrileños susceptibles de recibir las ayudas. Madrid fue la última Comunidad en ofrecer al Ejecutivo central sus valoraciones sobre grandes dependientes. En 2009 habrá 98 millones para estas ayudas, el 38% más que el año anterior.

También sube el monto destinado a dos de las medidas estrella de Zapatero: la renta básica de emancipación para jóvenes, que se duplica hasta alcanzar los 37 millones, y los 2.500 euros destinados a ayudar a los padres por el nacimiento o adopción de un hijo, que contarán con un fondo de 175 millones.

Por otra parte, los Presupuestos Generales recogen también la obligación de la Comunidad de Madrid de devolver al Estado 174,58 millones del Fondo de Suficiencia que marca la financiación autonómica. Beteta recordó ayer que el sistema actual le obliga a devolver ese dinero y que las cifras son "adecuadas". "Una cuestión distinta es que la Comunidad de Madrid viene planeando la necesidad de adecuar el modelo", puntualizó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 2008