Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los crímenes machistas se disparan entre inmigrantes

Los asesinatos cometidos por extranjeros son este año más del 40% del total

La percepción que empieza a tener la sociedad es que la mayoría de la violencia de género se da sobre todo entre extranjeros. En números absolutos eso no es cierto, pero sí resulta desproporcionada la cifra de inmigrantes condenados por estos asesinatos respecto a la población de extranjeros que hay en España, alrededor de un 10%. Pues bien, en 2004 se contabilizaron 16 extranjeros responsables de muertes machistas (un 22,8%) mientras que este año los 22 que se han contabilizado ya suponen un 45,8% del total. Van 55 mujeres muertas, algo menos que el año pasado por estas fechas, cuando ya se contaban 63. Al Gobierno también le "preocupa" el incremento de víctimas extranjeras, que han pasado del 21% del total en 2004 a un 41,7%.

La Fiscalía pedirá a Interior un mayor control del riesgo de las maltratadas

MÁS INFORMACIÓN

El responsable del Ministerio de Igualdad para la Violencia de Género, Miguel Lorente, explicó ayer a qué se debe el predominio de agresores extranjeros. Algunos factores juegan a su favor, dijo. La primera, la distancia entre las víctimas y sus familias, que las convierte en presa fácil, desprotegida. La cultura de origen de algunas de estas personas, que es marcadamente patriarcal; y, por último, el grupo cerrado en el que viven en España: aunque todos estén en una ciudad grande se relacionan entre ellos y eso es como pertenecer a la pequeña comunidad de un pueblito, donde cualquier gesto o actuación de la mujer se convierte para el agresor en una gran humillación a ojos de los suyos.

Lorente también explicó que el grupo de edad más golpeado por la violencia machista es entre 21 y 45 años, donde se encuentra el 68% de la población inmigrante, mientras que sólo pertenecen a esa cohorte el 46% de los españoles. Pero para calcular el incremento de agresores extranjeros ya se ha tenido en cuenta eso, dijo.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, explicó ayer en el Senado que están preparando un programa de atención y de prevención de esta violencia entre las mujeres inmigrantes, lo que se presentará en la conferencia de presidentes de las comunidades autónomas que se celebrará próximamente para tratar este asunto, como ya prometió José Luis Rodríguez Zapatero en campaña electoral. Este encuentro se anunció para septiembre, pero todavía está a la espera de una fecha.

Mientras, persiste el goteo de mujeres muertas de forma violenta por sus parejas o ex parejas. La Memoria de la Fiscalía correspondiente al año pasado ha detectado carencias en la valoración del riesgo que corren las maltratadas, una misión de la que se encarga la policía.

La Fiscalía pedirá al Ministerio de Interior que estos informes no se limiten a rellenar un impreso, sino que se añada más información sobre medidas llevadas a cabo o los principales factores de riesgo que se hayan apreciado. Por otro lado, Soledad Cazorla, Fiscal Especial para la Violencia sobre la Mujer, ha señalado en este documento que en las comunidades donde no hay policía autonómica las fiscalías no reciben el informe de riesgo que han de rellenar los agentes. La Fiscalía alerta también de que aún no hay unidades de valoración integral en todos los juzgados de violencia machista y urge a completar este mapa. Estas unidades están integradas por un forense, un psicólogo y un trabajador social. Y también avisan de que hay cada vez más extranjeras asesinadas y de que agresores y agredidas violan la orden de alejamiento dictada por los jueces.

La ministra de Igualdad se refirió ayer en el Senado a los juzgados específicos para atender estos casos, que tienen previsto ampliar, y anunció que trabajan con el Ministerio de Justicia para que estos juzgados puedan atender a dos o más partidos judiciales, algo en lo que dijo Bibiana Aído, "hay consenso absoluto".

El programa previsto actuará sobre la información, formación, sensibilización y atención adaptada a las circunstancias de estas mujeres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de septiembre de 2008