Una reunión estéril con la industria

La negativa de los productores a la bajada del precio de la leche este otoño propuesta por las industrias lácteas impidió que representantes de las organizaciones Unións Agrarias, Xóvenes Agricultores y la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca) alcanzasen un acuerdo la semana pasada para iniciar con los distribuidores la firma de contratos homologados.

Tras más de cuatro horas reunidos en Santiago, se emplazaron para un nuevo encuentro que se celebrará este jueves al no llegar a un acuerdo sobre la cotización láctea. A la cita asistieron representantes de Leite Río, Feiraco, Leche Celta (Lactogal) y el gerente de la Asociación de Empresas Lácteas de Galicia, Pedro Ramos.

Los agentes representados en la mesa, convocada por la Consellería de Medio Rural, discreparon sobre el "punto de partida", según expuso el secretario general de Xóvenes Agricultores, Francisco Bello.

"Quieren que la leche baje en otoño pero no estamos dispuestos", señaló, tras defender que los ganaderos necesitan "garantías de futuro" para poder continuar con la actividad.

Por su parte, la Unión Sindical Agraria Galega (USAG) denunció que la negativa a firmar los primeros contratos homologados "arruinará" a los ganaderos gallegos y les obligará a "hacer lo que no les gusta: tirar la leche", como ocurrió recientemente en Outeiro de Rei, por lo que apostaron por "impedir las importaciones de leche y aumentar el precio en origen".

Los productores gallegos exigen un "control exhaustivo" de estas importaciones, tanto portuguesas como francesas, para que "se nos demuestre que son del mismo nivel y calidad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS