Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Fabra ingresó seis millones de euros sin justificar entre 1999 y 2004

Las cuentas del líder del PP en Castellón registran movimientos por 15 millones

Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón desde hace 21 años, y del PP regional, movió entre 1999 y 2004 cerca de 15 millones de euros a través del centenar de cuentas bancarias en las que figura como titular o autorizado y que investiga el juzgado número 1 de Nules y la Fiscalía Anticorrupción a partir de una denuncia por delito contra la salud, según los extractos bancarios que obran ya en el sumario. Al menos seis millones de dichos ingresos carecen de justificación, según la investigación. Una buena parte de los ingresos son aportaciones que, de momento, resultan opacas para los investigadores, ya que proceden de cheques o ingresos en metálico. Esto impide saber quién le pagó y a cambio de qué, justo la tarea que ahora se investiga con la actual requisa de documentación en 23 bancos.

Buena parte de los ingresos son opacos por proceder de cheques o efectivo

Los 15 millones de euros ingresados en cuentas de Fabra contrastan con sus ingresos oficiales declarados, 73.000 euros en 1999, según el informe de la Agencia Tributaria. Por ese ejercicio, Hacienda ya le imputó un delito fiscal debido a que ocultó más de 800.000 euros que ingresó aquel año. La suma de 15 millones de euros que se deriva de la documentación en poder del juzgado sólo es el reflejo de las cantidades que han circulado por sus cuentas, y no incluye el resto de su patrimonio, según fuentes conocedoras de la investigación, en la que participan expertos de Policía y Hacienda. Este balance podrá afinarse cuando se conozca la documentación bancaria que ahora se ha requisado y se esclarezca el origen de todos sus ingresos.

Una parte, según la investigación, podría proceder de trasvases en metálico entre cuentas de Fabra. Pero los expertos consideran que sería un porcentaje marginal y que la mayoría de los ingresos de las cuentas de Fabra tienen un origen externo. "No tendría sentido que estuviera pasando de una cuenta a otra el mismo dinero", opinan profesionales conocedores de la operativa.

Tampoco parece vinculado a operaciones inmobiliarias, ya que Fabra paga religiosa y transparentemente sus hipotecas, a tenor de dicho material bancario incorporado al sumario. Y sus ingresos opacos tampoco parecen responder a ventas inmobiliarias, según expertos consultados.

Pero no es eso lo llamativo de sus cuentas. Lo singular es que, según la documentación que obra en el sumario, existe una abultada relación de ingresos en efectivo o cheques en favor del político popular durante dicho periodo. Sólo tomando en consideración las aportaciones más significativas, por encima de los 3.000 euros por ejemplo, se producen casi 200 ingresos por cantidades muy respetables, incluidas algunas que superan los 40.000 o los 100.000 euros. Los movimientos de dinero suponen más de 30 veces sus ingresos oficiales.

La documentación sobre las operaciones bancarias de Fabra se recopiló a lo largo de casi un año de pugna del juzgado y Anticorrupción con las distintas entidades bancarias requeridas. ¿Qué material ha requisado ahora a los bancos el juzgado? Toda la información que permita identificar a las personas que ingresaron los cheques o sumas en efectivo a las cuentas del político castellonense. Todo ello con vistas a saber quién pagó a Fabra durante este periodo y por qué. La identificación del origen del dinero puede llevar, según los investigadores, a un escenario penal distinto de mero delito fiscal: se indaga si tales pagos se relacionan con actos o decisiones del político en favor de su financiador, lo que, de producirse, supondría cohecho.

Hay un punto que simplifica la investigación y complica la vida de Fabra: en la medida en que él declara tener como única fuente económica su sueldo oficial de presidente de la Diputación castellonense, y niega tener empresas, cualquier ingreso que aflore tiene amplias posibilidades de ser un dinero opaco al fisco y perfilaría el origen real de su patrimonio, que incluye dos costosas viviendas en Madrid. Por otro lado, aunque se han rastreado todas las cuentas de sus parientes directos y de las empresas de su ex esposa, son sus cuentas personales las que han arrojado más indicios de entregas en efectivo sin justificación aparente, según fuentes conocedoras de dicha documentación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de septiembre de 2008