Reportaje:

Decepción atómica en el LHC

Los físicos afrontan el retraso en el acelerador de partículas

Mientras los ingenieros y técnicos del nuevo acelerador de partículas LHC, construido junto a Ginebra, están volcados en reparar la grave avería que se produjo el viernes pasado, los miles de científicos de los experimentos que en él se realizan afrontaron ayer con tristeza la perspectiva del retraso -al menos dos meses- que tendrán que sufrir hasta obtener los primeros datos de colisiones de partículas. El mayor disgusto se lo llevaron el sábado, al conocer el alcance del percance (una sobrecarga eléctrica dañó seriamente unos imanes del LHC y produjo un escape del helio refrigerante).

"La gente está un poco preocupada", dijo, desde el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), el físico Luis Álvarez-Gaumé. "Ha habido mala suerte, ha fallado la última conexión del último sector del LHC que se estaba verificando para energía de 5Tev/5Tev. Hay pocos transformadores de repuesto, así que esperamos que no haya más fallos".

Más información

Ahora todos tienen que reajustar sus planes de trabajo para el retraso. "Después de la frustración y desilusión, ahora ya estamos mirando hacia adelante", comentó Cristóbal Padilla, del equipo del detector Atlas. "A mi alrededor hay tristeza y bajón, aunque ya remontando", apuntó Teresa Fonseca desde el mismo equipo.

"Me cuentan mis colegas que estaban de turno de fin de semana que en centro de control del LHC había casi lágrimas", explicó Fonseca.

Los científicos de los experimentos aprovecharán los dos meses de espera obligados para seguirán haciendo simulaciones de colisiones de partículas en sus ordenadores de manera que sea más fácil interpretar los resultados verdaderos cuando el LHC empiece a funcionar. Además, comprobarán sus equipos con las partículas naturales (rayos cósmicos) y ajustarán sus detectores.

"Es posible que después de la reparación, el plan de trabajo sea más agresivo y se quiera ir a mayor energía más rápido de lo planificado en principio, pero no estamos seguros aún", añadió Padilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de septiembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50