Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Crisis financiera mundial | Las claves del colapso de liquidez

Una gran bola de nieve

La hecatombe de Lehman Brothers en Estados Unidos afectará también a los ciudadanos europeos porque encarecerá el precio del dinero

En medio del caos, conviene recapitular. Las economías de Estados Unidos y de Europa están viviendo una crisis financiera que ha golpeado con más dureza de lo que se esperaba. La globalización ha servido para pulverizar y propagar los efectos de la crisis a todos los rincones, y todavía no se ha visto lo peor, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los gravísimos errores de gestión que cometieron los grandes bancos internacionales, adquiriendo hipotecas basura, están pasando una cara factura al sistema financiero. El hecho es que la crisis se ha agudizado por su prolongación en el tiempo, ya que dura más de trece meses.

- ¿Por qué dura tanto tiempo esta crisis? Los banqueros y los expertos financieros creen que la situación no mejorará hasta que acabe la desconfianza entre las grandes entidades financieras internacionales. Y para ello es necesario que se conozca todo el daño real que ha causado la crisis de las hipotecas basura. Pero hay dos problemas: algunos bancos no lo quieren decir para evitar que les saquen del mercado (lo que aceleraría su hundimiento) y otros no conocen todos los daños. Como dijo John Thain, presidente de Merrill Lynch, a medida que se hunde el mercado inmobiliario estadounidense, aumenta el agujero en sus cuentas. La bola no para de crecer.

- ¿Cómo se podría solucionar? La patronal bancaria española (AEB) cree que los bancos centrales de Europa deberían ser más exigentes con las entidades de sus países y pedirles que digan todas las pérdidas que esconden en sus balances. Hasta el momento, los supervisores han preferido protegerles y no agobiarles.

- ¿Cómo afecta esta situación al ciudadano de la calle?

Los efectos pueden ser negativos por dos vías. Por un lado, lo más probable es que se encarezca el precio del dinero, es decir, el Euríbor, al menos a corto plazo. Por otro, escaseará la liquidez, por lo que las entidades serán más restrictivas a la hora de prestar. No hay que olvidar que los bancos y cajas españoles necesitan dinero del exterior para refinanciar su deuda.

- ¿Cómo afectará al mercado hipotecario español?

Los expertos creen que será un factor más para contraer la demanda, por lo que podría acelerar la caída actual del mercado.

- ¿Qué pasa cuando quiebra un banco? En España, y en el resto de Europa, están garantizados los depósitos con 20.000 euros por cliente de cada banco. En Estados Unidos la cobertura establecida es mayor. Asciende a un total de 100.000 dólares, lo que supone unos 70.500 euros por cliente.

- ¿Qué lección se puede extraer del derrumbe de Lehman?

La Administración de Estados Unidos ha mandado el mensaje de que prefiere que quiebre el cuarto banco de inversión antes que poner dinero para rescatarlo.

- ¿Por qué Washington ayudó cuando iban a quebrar las hipotecarias Freddie y Fannie y Bear Stern y no lo ha hecho ahora? La Reserva Federal y el Tesoro de EE UU han actuado con las hipotecarias porque afectaba al 50% del mercado de viviendas del país. Es decir, millones de pequeños clientes podían estar afectados. Por esta razón, muchos analistas creen que podría volver a ayudar en el caso de Washington Mutual (que es una caja de ahorros) y en el de Wachovia, que es un banco comercial. El caso de Bear Stearns es diferente. Según el Tesoro estadounidense, ayudó con 30.000 millones de dólares porque JPMorgan, que lo iba a comprar, no podía pedir préstamos ya que los bancos de inversión estaban excluidos en aquel momento. Ahora ya pueden hacerlo y por eso dice que no ha ayudado a los interesados en comprar Lehman.

- ¿Pueden quebrar más entidades? Si es cierto (como dice el FMI) que todavía no ha pasado lo peor, sin duda que llegarán más quiebras. Quizá algunas entidades, como Merrill Lynch, prefieran venderse o fusionarse a última hora para evitarlo. La aseguradora más grande del mundo, AIG, es la que soporta ahora una situación más difícil. En España, la Confederación de Cajas también ha sugerido que podían fusionarse cajas si atraviesan serias dificultades.

- ¿Por qué nadie quiso comprar Lehman aunque estaba a precio de saldo?

Ésta es quizá una de las lecciones más amargas de lo ocurrido este fin de semana. Bank of America no quiso Lehman a cuatro dólares aunque paga 29 dólares por cada acción de Merrill. ¿Qué es lo que vio en Lehman que le asustó tanto?

- ¿Cómo empezó todo? Después de trece meses, conviene recordar que el origen es la avaricia de unos banqueros que pensaron que podían ganar más dinero dando préstamos a personas insolventes. Suponían que las casas siempre seguirían subiendo de valor por lo que no importaba que los clientes perdieran su empleo y se convirtieran en morosos.

Algunos analistas explican esta situación recordando el libro "El cisne negro. El impacto de lo extremadamente improbable", del profesor Nassim Nicholas Taleb. Muchos de los financieros que ahora están sin trabajo creyeron que un derrumbe del mercado inmobiliario de Estados Unidos era algo "extremadamente improbable". Y se equivocaron. Y las consecuencias han tenido finalmente efectos devastadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de septiembre de 2008