Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia pedirá explicaciones al Gobierno catalán por las polémicas ayudas a Caprabo

La campaña de promoción de los productos catalanes anunciada conjuntamente por la Generalitat y Caprabo-Eroski, que pasa porque los supermercados de esta enseña los vendan un 20% más barato y que conllevan una subvención pública de 300.000 euros, se complica. La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) avanzó ayer que pedirá explicaciones al Gobierno catalán, en el marco de su "política de seguimiento de las ayudas públicas para constatar sus posibles efectos sobre la competencia" en los distintos mercados.

Los pequeños comerciantes, que aseguran vender un 80% de los productos catalanes, ven en el pacto "competencia desleal".

La CNC, adscrita al Ministerio de Economía, no puede sancionar directamente a las administraciones públicas por dar ayudas de Estado, pero sí elaborar informes con recomendaciones que obligan a reconducir una eventual práctica anticompetitiva. No hay plazo para que lo haga. Mientras, el diputado Carles Pellicer, de CiU, anunció que la federación nacionalista le pedirá que se pronuncie sobre la validez de estas ayudas a Caprabo al Tribunal de Defensa de la Competencia catalán, que preside el exconsejero de Unió Lluís Franco.

El Departamento de Agricultura, cuyo titular es el socialista Joaquim Llena, expresó su "sorpresa" por el revuelo armado y avanzó que su intención es "pactar con otras empresas, otras campañas similares a las de Caprabo, en virtud de un acuerdo de promoción firmado por Agricultura con la patronal de los supermercados CEDAC en marzo". El republicano Josep Huguet, consejero de Innovación, Universidades y Empresa, criticó la decisión de Llena y dijo que trabajaría para cambiar las ayudas si constata que son injustas.

El Gobierno catalán confirmó que no ha notificado esta subvención a Bruselas, aunque debe hacerse a partir de cuantías de 200.000 euros, porque para este año no da 300.000 euros de golpe, sino que hay previstos 125.000. El resto se prevé para 2009, si la campaña sigue.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de septiembre de 2008