Detenido otros dos menores por la muerte de Roquetas

La Guardia Civil detuvo ayer a otras dos personas por la muerte del senegalés Ousmane Kote, de 28 años, durante una reyerta en el barrio de las 200 Viviendas de Roquetas de Mar (Almería). Estos nuevos acusados, ambos españoles, son menores, al igual que el marroquí detenido la tarde del martes por su presunta implicación en la pelea. Según las investigaciones, fue uno de los "inductores" y estuvo presente en la muerte del senegalés.

La investigación ha permitido concretar que la agresión que dejó mortalmente herido a Kote y en la que tomaron parte los tres últimos detenidos se produjo pasadas las 23.00 del pasado sábado.

La juez determinará ahora el grado de participación de los menores en el homicidio. Mientras, la Guardia Civil continúa la búsqueda del principal autor de los hechos, algo que podría culminar en las próximas horas.

Más información

La juez que instruye el caso dejó en libertad con cargos a otros siete detenidos por las algaradas producidas la madrugada del domingo.

El barrio de las 200 Viviendas parece haber recuperado la normalidad bajo la presencia de varias decenas de agentes de la Guardia Civil estratégicamente distribuidos por sus calles.

La consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, insistió en rechazar que lo sucedido en Roquetas tenga nada que ver con un incidente racial. "Este hecho puntual que se ha producido no tiene nada que ver con el racismo ni la xenofobia. Y no quiero decir con esto que no puedan existir en cualquier momento y no pueda haber incluso algún problema", señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 10 de septiembre de 2008.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50