Guipúzcoa congela los sueldos de sus diputados y altos cargos por la situación económica

La Diputación de Guipúzcoa acordó ayer congelar en 2009 los sueldos de todos los diputados forales, los altos cargos y el personal eventual de libre designación para afrontar la adversa coyuntura económica. Es la primera gran institución vasca que adopta una medida de esta naturaleza.

Las diputaciones alavesa y vizcaína no han debatido por ahora la medida

La congelación salarial del personal de máximo nivel fue aprobada por unanimidad por el Consejo de Diputados, reunido ayer en el Ayuntamiento de Oñati. El diputado general, Markel Olano, aseguró a través de un comunicado que, "más que un gesto testimonial", la medida supone un "compromiso institucional y personal de solidaridad" con los guipuzcoanos. "En estos momentos de crisis económica y mínimo crecimiento todos tenemos que actuar con austeridad y responsabilidad para superar cuanto antes esta coyuntura", concluyó.

La Diputación guipuzcoana no logró precisar ayer el número de personas que van a verse afectadas por la congelación, ni el ahorro económico que la medida supondrá para las arcas públicas. El Gobierno foral está compuesto por diez diputados, que cobran 81.440 euros brutos anuales, y el diputado general, quien percibe 90.949 euros. Los directores generales llegan a los 72.981 euros, los asesores de máximo nivel 72.616 euros y los técnicos superiores, 57.664. Los sindicatos calculan que este último grupo de altos funcionarios de libre designación podría suponer unas 80 personas.

El Consejo de Gobierno alavés no debatió en su reunión de ayer, que sirvió para reiniciar el curso político tras las vacaciones, aprobar una medida similar. Un representante de esta institución indicó a EL PAÍS que la posible congelación de los sueldos podría tratarse "durante la elaboración de los presupuestos" del próximo ejercicio. De igual modo, la Diputación de Vizcaya tampoco ha tomado "ninguna decisión" al respecto, aunque un portavoz de su Ejecutivo foral precisó que un acuerdo semejante podría adoptarse "más adelante".

La vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, no aclaró ayer si el tripartito va a tomar algún tipo de medida extraordinaria respecto del personal asalariado de alto nivel, similar a la adoptada en Guipúzcoa, informa Pedro Gorospe. Zenarruzabeitia sostuvo que respetaba la iniciativa, pero evitó aclarar si el Ejecutivo autónomo estaría dispuesto a negociarla e incluirla en los presupuestos para 2009. "El Gobierno hará lo que tenga que hacer", se limitó a decir, dejando entrever que no es muy partidaria de la medida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La vicelehendakari aseguró que la congelación salarial fue una idea sugerida por el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, contestada luego desde el propio PSOE. "Dirigentes socialistas de Cataluña y Aragón calificaron en su día estas congelaciones salariales de simbólicas o demagógicas", dijo. Recordó que la propuesta se hizo tras crear dos nuevos ministerios y aumentar de forma significativa el número de altos cargos en las nuevas secretarías de Estado y direcciones generales.

La decisión adoptada por el Ejecutivo foral guipuzcoano es similar a la que se quiere impulsar en el Congreso y el Senado.

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS