Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bivalvo apto para el consumo viene de Arousa y está congelado

La Consellería de Pesca confirmó ayer que sólo una empresa, Vieiras de Galicia, está autorizada a eviscerar y comercializar el bivalvo de la comunidad. Y lo hace siempre que los niveles de esta toxina detectados por el Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia lo permitan (es decir, no pasen de una determinada concentración por miligramo de vieira). La campaña de este año, calificada de "muy buena" por la empresa, se prolongó desde el 27 de noviembre hasta el 14 de febrero y sólo se permitió recoger el molusco en la ría de Arousa. Los niveles de toxina que la vieira presenta en el resto de las rías son tan altos que ni siquiera esta empresa, que somete el producto a un proceso de limpieza, puede tratar el bivalvo. La toxina amnésica es acumulativa y el mal puede derivar en una especie de alzheimer y la muerte del consumidor.

De acuerdo con las cofradías de Arousa, Vieiras de Galicia se encarga, tras los controles de Pesca y de Sanidade, de depurar el marisco 24 horas. Tras esa primera limpieza se le extrae el hepatopáncreas, órgano del tracto digestivo donde se acumulan los mayores niveles de toxina. Por último, se ultracongela sin ningún aditivo y se comercializa pegada a su propia concha.

Para Mar Ambroa, de la empresa, "la única vieira gallega que se puede consumir fuera de campaña tiene que ser congelada o envasada al vacío y proceder de una empresa autorizada para su tratamiento", algo que ocurre en Galicia, donde los niveles de toxina ASP son muy altos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de septiembre de 2008