Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vivienda eleva más de un 10% el tope de ingresos para acceder a una VPO

El límite de 33.000 euros estaba congelado desde 2002

Los jóvenes que aspiran a entrar en los sorteos de las viviendas de protección oficial (VPO) lo van a tener un poco más sencillo, al haberse aumentado el límite máximo de ingresos. Ese tope subirá en un 6% cuando se trate de una persona sola y de entre un 11 y un 17,49% cuando sea una pareja. El colectivo más beneficiado será el que hasta ahora se quedaba en tierra de nadie, que ganaba más de los ingresos fijados por el Departamento de Vivienda (33.000 euros), pero que se quedaba muy lejos de los precios de los pisos en el mercado libre.

El Ejecutivo aprobó por sorpresa en el Consejo de Gobierno del pasado lunes, el primero después de las vacaciones, una orden del Departamento de Vivienda en la que se fija el tope de ingresos para alquilar o comprar una VPO. El límite individual es de 35.000 euros (33.000 en el decreto aprobado en marzo) y de 22.000 para el alquiler social (15.100 en el decreto).

Madrazo anuncia por sorpresa una subida que rehusó aplicar en marzo

Sin embargo, el departamento no hizo público hasta ayer el contenido de esta orden, de gran interés ciudadano. El consejero de Vivienda, Javier Madrazo, aprovechó su comparecencia en la comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Parlamento para detallar los pormenores y replicar así a las críticas que le lenzó el PSE en marzo, cuando se aprobó decreto sobre de los pisos protegidos. Los socialistas denunciaron entonces que el límite máximo de renta para acceder a los sorteos de Etxebide no se había incrementado para ajustarlo a la inflación e incluso había quedado por debajo de los niveles que se fijaron en el anterior decreto, en 2002. Ese año, el tope de ingresos para aspirar a las viviendas protegidas era de 33.100 euros y el mínimo de 9.000. Seis años después, el departamento dejó esa horquilla entre 33.000 y 9.000, pese a que el IPC acumulado en ese periodo ha sido del 16,8%. Al congelarse el nivel máximo de ingresos, un grupo muy numeroso de jóvenes se queda fuera, al superar aquella cantidad, pero no poder los precios de los pisos libres.

El parlamentario del PSE Jesús Loza entró a la carga ayer con este argumento, sin conocer aún la actualización que había realizado el departamento el pasado lunes. Madrazo le replicó que en el decreto de marzo ya se recogía la cautela de que el consejero podía aprobar en cualquier momento una orden incrementando el límite de ingresos, y sorprendió anunciando que ya lo había hecho. Incluso precisó que los trámites para la elaboración de esa orden "se iniciaron a mediados de abril". Loza resaltó la incongruencia de aprobar un decreto en marzo congelando los límites de ingresos y dejándolos como hace seis años, lo que supone dejar fuera de los sorteos a muchos jóvenes, y empezar a tramitar acto seguido una orden para modificarlo. "Se trata de una pura y simple rectificación y bienvenida sea, aunque el departamento no quiera reconocer que se equivocó al aprobar el decreto sin elevar el tope de renta". Loza se mostró satisfecho de que las críticas de su partido hayan servido para espolear a la consejería, aunque ésta lo rechace, y advirtió de que la subida de los ingresos resulta insuficiente para ajustarse a la inflación registrada desde 2002.

La nueva orden eleva el límite de ingresos de 33.000 euros a 35.000 cuando se trate de una persona sola. Cuando sea una pareja la que se apunta al sorteo para alquilar o comprar una VPO, el incremento medio ronda el 11,31% si sólo uno de los miembros tiene un sueldo, fijándose el tope en los 36.842 euros. Si los dos miembros de la pareja tienen ingresos, el límite se sitúa en los 40.936 euros (un 17,49% más).

También se establece un límite para las viviendas tasadas, destinadas a los aspirantes con mayores ingresos, que van desde los 12.000 euros (el ingreso mínimo que hay que acreditar) hasta los 45.500. En cuanto al alquiler social (para los ciudadanos con menos recursos), la variación es notable: de 15.100 euros de tope se pasa a 22.000 cuando se trata de una sola persona. Si es una pareja, el tope puede subir hasta los 25.731 euros, un 61,88% más que el tope anterior.

Más apoyo al alquiler social

En el segmento en el que se incrementa más el límite de ingresos es el correspondiente al alquiler social. Se pasa de los 15.100 euros que fijaba el decreto de marzo hasta los 22.000 euros, un 45,6% más. La intención del Departamento de Vivienda es potenciar la figura del arrendamiento en una coyuntura como la actual, donde acceder a un piso en propiedad cada vez resulta más difícil.

Con esta ampliación en el tope de ingresos, que aumenta aún más si hay varios miembros en la familia, se recoge a muchos jóvenes que antes se quedaban a las puertas de este tipo de pisos, los más económicos y destinados a las personas con menos recursos. Habitualmente superaban los ingresos permitidos y no tenían más remedio que optar a la VPO, que les quedaba aún lejos de sus posibilidades económicas.

Por otra parte, Madrazo también aprovechó su comparecencia para justificar la subida del 4% en el precio del módulo de VPO que se paga a los constructores, que llegará al 8% cuando en otoño se ajuste a la inflación. Los constructores ya solicitaron a principios de año un incremento debido a los costes derivados de los requisitos que establece el nuevo Código Técnico de la Edificación, que obliga a introducir una serie de mejoras, como equipar las VPO con placas solares y paredes que aíslen del ruido. Se trata de elementos que antes no se reclamaban. Los constructores han calculado que este tipo de exigencias han aumentado los costes entre un 7% y un 9%. Madrazo rechazó que la subida aprobada se deba a las presiones del sector, pero puntualizó que se trata de hacer atractiva la construcción de VPO, porque de lo contrario "no se harían pisos".

Ingresos

- Vivienda de protección oficial. Si se trata de una persona sola, el límite para alquilar o comprar se coloca en 35.000 euros. Si es una pareja, se eleva a 36.842 (cuando sólo uno tiene ingresos) a 40.936 (si tienen los dos), lo que supone un 17,49% de incremento.

- Vivienda social. El límite es de 22.000 euros para una persona. Cuando se trata de una pareja oscila entre 23.158 (sólo uno de los dos tiene ingresos) y 25.731 (los dos miembros disponen de ingresos). En este caso, el tope asciende un 61,88%.

- Vivienda tasada. Cuando se trata de una persona sola, el tope de ingresos es de 45.000 euros. Cuando es una pareja, el límite es de 53.216 euros si los dos tienen sueldo.

- Inscripción. La orden facilita la inscripción de parejas, al permitirles acreditar ingresos mayores que si optaran por separado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de septiembre de 2008

Más información