Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de coches se hunden un 41% en agosto pese al plan Vive

El sector sufre el mayor descalabro en España desde la recesión de 1993

El plan Vive, recién estrenado por el Gobierno para dinamizar el sector automovilístico, ha tenido un efecto nulo en las ventas de coches en España. La industria sigue en caída libre. El pasado agosto, precisamente el primer mes en que entró en vigor el sustituto del antiguo Prever, se ha saldado con el segundo mayor descalabro en ventas de la historia, un 41,3% menos que en el mismo mes de 2007. Se matricularon 58.530 vehículos. No ha habido un mes tan malo desde enero de 1993, en plena recesión, con un descenso del 51,6%.

La restricción del crédito, la caída de los indicadores económicos y el desplome de la confianza del consumidor arrinconan el automóvil a los últimos puestos de la lista de la compra de las familias. El acumulado de enero a agosto también ha sido el peor desde 1993, con una caída del 21%, hasta los 882.397 vehículos, según los datos hechos públicos ayer por la patronal de fabricantes, Anfac.

La restricción del crédito castiga a todos los segmentos de automóviles

"El problema está en que los bancos no prestan y todo lo afectado por ello, como la compra de coches, va mal. Si uno mira los resultados de Carrefour o de El Corte Inglés, muy representativos del consumo, ve que no van mal. Pero la compra de coches va muy ligada al crédito", opina Pedro Nueno, profesor de la escuela de negocios IESE.

La crisis no perdona mercados ni segmentos. Todas las comunidades han perdido ventas: la que más, Murcia (un 51,4%); y las que menos, País Vasco y Galicia (36%). Y todo tipo de vehículos, aunque los de lujo (63,6%) han sufrido más que los micro (30,2%). Las marcas Citroën y Ford lideran las ventas, con 5.216 y 5.149 coches vendidos en agosto, respectivamente.

Fuentes de Anfac opinaron que el plan Vive "no es tan inmediato como el Prever", dado que las ayudas públicas van ligadas al préstamo de la banca, "y no les ha dado tiempo a funcionar". Agosto, además, ha tenido dos días hábiles menos que en 2007.

Aun así, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, se encomendó ayer al plan y a los coches menos contaminantes, que han vendido más, para que la caída "se frene".

El 82% de lo que producen las fábricas españolas de coches se vende en el extranjero, sobre todo a Europa. Pero la mayor parte de las economías europeas atraviesa su crisis y sólo soportarán el golpe las firmas implantadas en países emergentes. "Asia", dice Nueno. "A la empresa que esté allí le irá bien".

El sector se prepara para despidos. Sólo los concesionarios esperan 15.000.

Con un otoño que se presume más difícil, la previsión de los fabricantes de cerrar un año con un descenso de ventas global del 20% parece quedarse corta. Los importadores han revisado sus cifras. El presidente de Aniacam, Germán López Madrid, calculó ayer una caída anual del 25%. En agosto, dijo, ha habido concesionarios que "no han vendido un solo coche".

De hecho, los distribuidores agrupados en Faconauto señalaron que las automatriculaciones (kilómetro cero) amortiguaron el descenso y que, sin ellas, la reducción habría sido del 46%.

Sucesor del Prever

- Coches ecológicos. El plan Vive pretende sustituir 240.000 vehículos con más de 15 años por otros menos contaminantes.

- Ayudas. El Instituto de Crédito Oficial ofrecerá 1.040 euros por cada nuevo automóvil adquirido si emite menos de 140 gramos de CO2 por kilómetro, tiene control electrónico de estabilidad y testigos luminosos o acústicos para el cinturón de seguridad.

- Plazo. Las medidas se aplicarán durante dos años, hasta el 31 de julio de 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de septiembre de 2008

Más información