Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayor natalidad y la inmigración congestionan el sistema educativo

La matrícula de infantil crece un 18% y la de extranjeros se duplica en 5 cursos

La proyección de la evolución de la población a corto plazo, en el periodo entre 2005-2010, que baraja la Generalitat para elaborar su planificación educativa anual prevé un crecimiento neto de 682.932 habitantes más censados al término del quinquenio. Es decir, que se prevé alcanzar los 5.375.381 habitantes censados en dos años y medio. Este "marco demográfico" es uno de los cuatro "indicadores" del sistema educativo valenciano, junto a los marcos "geográfico, económico y educativo" con los que teóricamente ha operado la Consejería de Educación en los últimos años, según el informe interno Indicadores del Sistema Educativo.

La base de datos que sistematiza las cifras educativas cerradas desde 1996 a 2006 destaca como "principal novedad" el aumento del 18% alumnado de Educación Infantil en 2005 respecto 2002; seguido de un incremento del 3% en Primaria y de un 1% en Secundaria, que es donde se acumula la mayor bolsa de fracaso escolar del territorio nacional (35,9%, según datos del ministerio), sólo superada por Baleares, Ceuta y Melilla.

"La reciente recuperación de la natalidad y el incremento de la población extranjera escolarizada en Infantil", anticipa el informe, "incidirá en los próximos cursos en crecimientos continuados en Primaria y en ESO". De hecho, la matrícula de hijos de extranjeros se duplicó entre 2002 y 2007, pasando de 40.448 a 81.319 en septiembre pasado (es decir, sin contar los más de 11.000 más con que cerró el curso en junio).

Por niveles educativos, el pinchazo poblacional se ceba en los dos últimos cursos de la ESO (caída de matrícula del 2,46% el curso 2005-2006), pese a que ese mismo año la matrícula del primer ciclo de ESO acusó un crecimiento del 1,8%. Si a esto se añaden los repetidores, el informe confirma que "sólo el 69% del alumnado acaba obteniendo el título de Graduado de Secundaria al finalizar el 4º curso de la ESO", que es lo que le permitirá continuar estudios o entrar en el mercado laboral europeo.

El informe reconoce que "7 de cada 10 alumnos obtiene el título de Graduado Escolar; y 3 de cada 10 necesitará más años para obtener el título de ESO, acceder a la Formación Profesional de Grado Medio o abandonar sus estudios".

En Bachillerato y FP, las series concluyen que "al inicio de la década en 1996-1997 había 78.922 alumnos más alcanzando el cénit con 135.746 jóvenes matriculados y siendo testimonial la presencia de extranjeros (0,57%). En 2005-2006, la matrícula cayó a 56.824, pese a contar con un 5,41% de inmigrantes.

La pérdida de población en Bachillerato se compensó ese mismo curso 2005-2006 -aunque sólo a medias- con el incremento del 18% de la matrícula de FP, de la que el 6% procedía de estudiantes inmigrantes.

El crecimiento del sistema educativo ha sido sostenido desde el curso escolar 2001-2002, con 681.967 alumnos, hasta el curso pasado 2007-2008, cuando se alcanzó la cifra récord desde 1995 con 733.325 alumnos matriculados. Pero no ha sido proporcional al incremento de las infraestructuras educativas necesarias. El ritmo de construcciones y ampliación de centros, debido al déficit de suelo escolar público y la especulación inmobiliaria, ha dejado una foto fija: masificación y aumentos autorizados de ratio de hasta 25 alumnos por clase en Infantil y Primaria y de 28 y 30 en Secundaria; 287 aulas colchón en patios de colegio, plazas de pueblo y solares adyacentes en septiembre próximo, y más de 1.100 aulas en barracones crónicos o módulos prefabricados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de septiembre de 2008