Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Innovación acuerda con las universidades acercar investigación y tejido empresarial

La Xunta destina 710.000 euros para "comercializar" resultados científicos

"Las ideas que surjan en la investigación pública deben transformarse en valor económico y en oportunidad de negocio". Bajo esta filosofía presentó ayer el conselleiro de Innovación e Industria, Fernando Blanco, el proyecto Unidades de Investigación Intensiva con el que las tres universidades pretenden acercar "el sistema público de I+D+i al tejido productivo". Los rectores de A Coruña y Santiago -José María Barja y Senén Barro, respectivamente- y el vicerrector de Vigo -José Cidrás- acompañaron al responsable de la consellería en la presentación de un plan para el que Innovación destina 710.000 hasta 2010.

"Se trata de sistematizar los resultados de los grupos de investigación activos en Galicia", señaló Fernando Blanco, "y que sean puestos en valor y comercializados. Ésta debe ser la regla y no la excepción en Galicia". Para el conselleiro, "empresas existentes en la industria gallega o nuevas empresas creadas como spin-off" serán los principales receptores de las investigaciones. "Así se acercará, realmente, un mayor valor a la sociedad y se contribuirá a su bienestar", concluyó. "El tránsito del conocimiento entre la universidad y las empresas no es una novedad", apuntó Senén Barro, "lo que crea este convenio son herramientas para mejorarlo".

El programa de Unidades de Investigación Intensiva, que Blanco enmarcó dentro del Plan Galego de I+D+i 2006-2010, organizará grupos de investigación y analizará las posibilidades de comercialización de sus resultados, creará una "cartera" para ponerlos en valor, buscará inversores, desarrollará nuevas líneas de investigación y procurará tecnologías para la base de una empresa tecnológica. "Es importante que se visualice que la universidad investiga", aseguró Fernando Blanco, "y que se rentabiliza en las empresas haciéndolas más competitivas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 2008