Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los andaluces suspenden a los hospitales en intimidad y comodidad

El SAS admite los fallos, concentrados en los centros antiguos y masificados

Los aspectos de la sanidad pública andaluza peor valorados por los ciudadanos son el grado de intimidad que ofrecen los hospitales andaluces y la comodidad de las habitaciones durante los periodos en los que los pacientes están ingresados. Uno de cada dos andaluces suspende la calidad de estos servicios, según admitió ayer la consejera de Salud, María Jesús Montero. "Aunque son parámetros que van creciendo año tras año, tenemos que incidir en ellos porque hay una franja amplia de mejora", dijo. El tiempo de espera desde el ingreso en el hospital hasta que la cirugía y en las salas de espera para entrar en consulta, y la dificultad para concertar citas por teléfono en los centros sanitarios son también otros aspectos poco valorados por los usuarios.

La consejera de Salud hizo público ayer estos datos que recoge la décima encuesta de satisfacción sobre el sistema sanitario público correspondientes al pasado año 2007, elaborada por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados de Andalucía (IESA) a través de 51.325 entrevistas telefónicas y presenciales a pacientes andaluces que fueron atendidos en 1.008 centros de 700 municipios de la comunidad.

Este macrosondeo refleja el suspenso que uno de cada dos encuestados concede a la intimidad y la comodidad que les ofrecen las habitaciones hospitalarias donde son ingresados. En la mayoría de los casos, sobre todo en los hospitales más antiguos, hay dos y hasta tres camas por habitación, y apenas butacas y espacio para la estancia y visita de familiares.

Las habitaciones que ofrecen menos intimidad y comodidad corresponden precisamente a hospitales con una elevada asistencia sanitaria y que acumulan varias décadas de servicio.

Uno de los pocos indicadores buenos para el SAS sobre las quejas de los usuarios de los hospitales y los centros de salud es que circunscriben y cualifican el problema. Así, las habitaciones que ofrecen menos intimidad y comodidad corresponden precisamente a hospitales con una elevada asistencia sanitaria y que acumulan varias décadas de servicio.

Los peores indicadores los registran en esta materia el hospital Puerta del Mar de Cádiz, los hospitales sevillanos de Valme y Macarena, y el Carlos Haya de Málaga, que oscilan entre el 68% y el 51% de suspenso en esta materia. Por el contrario, el Consorcio sanitario del Aljarafe, en Tomares (Sevilla), sólo registra un 9% de suspenso en este indicador. Los hospitales Inmaculada de Almería, Riotinto de Huelva y Alto Guadalquivir de Jaén presentan también buenos porcentajes de satisfacción en la estancia de los pacientes en sus habitaciones.

Otros aspectos que critican los usuarios son el tiempo de espera desde el ingreso en el hospital hasta que son operados, así como el tiempo que deben aguardar hasta ser atendidos en consulta por especialistas o en los centros de atención primaria. El 42% suspende además la comunicación telefónica con los centros de salud para concertar citas. Igual porcentaje cuestiona la posibilidad de opinar sobre los tratamientos que recibirán y el 37,3% suspende la confianza que le transmite el especialista.

Estos aspectos negativos no empañan, con todo, el alto grado de satisfacción de los andaluces con los hospitales y centros de salud. El 90% recomienda sus servicios. Asimismo, los profesionales reciben una puntuación sobresaliente. El 96% se muestra satisfecho con la atención domiciliaria de médicos y enfermeras; el 95% con el respeto de los facultativos; el 93% con su médico de familia y pediatra; el 91% con médicos de los hospitales, y el 87% de las mujeres recomienda la asistencia que recibieron en el parto.

"Resulta reconfortante comprobar cómo los usuarios valoran la labor de los profesionales, que son la mejor riqueza de nuestro sistema sanitario, que cada vez gana más confianza de los andaluces", resaltó María Jesús Montero.

Macrosondeo del IESA.

- Hospitales: Aspectos peor valorados: 50 % suspende el grado de intimidad y comodidad de las habitaciones. Aspectos mejor valorados: 91,3 % satisfecho con los hospitales.

- Atención primaria: Aspectos peor valorados: 53,2 suspende el tiempo en la sala de espera hasta entrar en consulta. Aspectos mejor valorados: 96 % satisfecho con la atención domiciliaria.

- Consulta de especialistas: Aspectos peor valorados: 45 % suspende el tiempo de espera para entrar en consulta. Aspectos mejor valorados: 93,4 % satisfecho respeto en la atención.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 2008

Más información