Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rojo indigna a varios grupos por implicar al Senado contra Ibarretxe

El presidente suma a la Cámara al recurso contra la ley vasca de la consulta

El presidente del Senado, Javier Rojo, del Partido Socialista de Euskadi, sorprendió ayer a los grupos parlamentarios al "dar por personado" al Senado en el recurso de inconstitucionalidad del Gobierno contra el referéndum que pretende llevar a cabo el lehendakari Ibarretxe. La decisión provocó la reacción inmediata, cercana a la indignación, de los portavoces de la Entesa Catalana (PSC, ERC e ICV) y del PNV. Rojo también fue criticado desde el PP, aunque sólo por las formas.

Lo que hizo ayer el Senado, por decisión de Rojo, fue responder al requerimiento del Tribunal Constitucional a todo aquel que quiera presentar alegaciones en el recurso contra la consulta. Rojo, que tiene delegadas las funciones de la Mesa (el órgano de gobierno de la Cámara), lo hizo sin informar ni consultar a nadie.

"Creo que Rojo no ha hecho de presidente de todos", dijo ayer Carles Bonet (ERC), portavoz de la Entesa Catalana, que incluye al PSC. "Con esta decisión, el Senado se ha metido en la precampaña de las elecciones vascas", añadió. Para Bonet, la decisión es "casi improcedente". "Si por cuestiones aritméticas el Senado tuviera un presidente del PNV, ¿se habría personado de parte del Gobierno vasco?", argumentó. "Es un tema de corrección institucional".

Joseba Zubia, portavoz del PNV desde hace años en la Cámara alta, expresó su "indignación" por la "falta de respeto" de Rojo al no haber informado siquiera a los portavoces o a los miembros de la Mesa. "No es de recibo, por decirlo de una manera suave, que el Senado se persone en procedimientos contra leyes aprobadas por cualquier parlamento autonómico", dijo Zubia. El senador del PNV Iñaki Anasagasti, miembro de la Mesa en la pasada legislatura, coincidió en denunciar que "Rojo está en campaña electoral", y aseguró que no recuerda precedente alguno similar durante su etapa en el órgano de gobierno de la Cámara alta.

El PP, que ha presentado su propio recurso de inconstitucionalidad contra la consulta y coincide plenamente con el Gobierno y el PSOE en este tema, también respondió airado a Rojo. El portavoz, Pío García-Escudero, afirmó que le parecía "fatal" la forma en que Rojo había tomado la decisión. Ramón Rabanera, miembro del PP vasco y de la Mesa del Senado, dijo que "se tenía que haber consultado, porque no debe haber un protagonismo de nadie". Sin embargo, dijo que le parecía "oportuno".

Por parte del Grupo Socialista, un miembro de la dirección expresó su "respeto" por la decisión de Rojo, "en tanto que es una decisión institucional" que, "en todo caso, va en la dirección de la postura del PSOE en este asunto".

Rojo se defendió asegurando que su actuación entra dentro de "la normalidad". "Es lo que se ha hecho siempre en todos los recursos del Gobierno contra leyes autonómicas", aseguró, contra la opinión de muchos de los senadores consultados ayer. Según Rojo, en la época de la presidencia de Esperanza Aguirre, la Cámara alta no sólo se personaba en los conflictos de inconstitucionalidad sino que además presentaba alegaciones en estos recursos, cosa que ahora sólo hace si afecta a sus propias normas. En cuanto a la premura de la decisión, la justificó porque el plazo dado por el Constitucional acaba este viernes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de agosto de 2008