Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:Concentración en el sector aéreo

Seis claves para una integración

Además del golpe de mano de British e Iberia, hay una serie de factores que explican la fusión.

1. La crisis del petróleo deja de manifiesto que el futuro del sector aéreo es cuestión de dimensión. O se alcanza un nivel que permita afrontar las altas inversiones y fuertes costes necesarios para competir en un mercado global, o se centra en vuelos cortos con compañías de bajo coste, y, aun así, con dificultades. Las antiguas aerolíneas de bandera de tamaño medio, como Iberia, tienen poco porvenir si no se integran.

2. Pisa sobre seguro. Iberia y BA son socios desde hace 10 años, y están en OneWorld, lo que les permite conocerse y prever desavenencias y faltas de encaje.

3. La fusión ofrece sinergias. British es una de las compañías dominantes en el Atlántico Norte y Asia; Iberia lo es en Latinoamérica sin discusión.

4. Es una fusión entre iguales, es decir, se reconoce el estatus de cada compañía, un dato muy importante, ya que hace un año se hablaba de que la intención de British era lanzar una OPA sobre Iberia y comérsela. Este cambio, más allá de nacionalismos, supone que se mantienen las dos marcas y la cotización de la nueva sociedad en España y el Reino Unido, lo que no es nada baladí.

5. Desde hace un año, explotan juntas sus terminales de Heathrow y Madrid, una experiencia que hace muy viable la existencia de dos hubs (centro de operaciones), vital para la estrategia del nuevo grupo.

6. Existe un acuerdo de las dos con American Airlines, lo que abre la posibilidad de continuar la integración y así crear lo que sería el primer grupo mundial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2008