Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera multa por colgar vídeos en YouTube

La asociación vecinal de Montera grabó imágenes de la prostitución en la zona

Colgar vídeos del portal YouTube es gratis. O lo era hasta ayer. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado con 601 euros a la Asociación Nuevos Vecinos de Montera, que colgó una veintena de vídeos en la famosa página de Internet en octubre de 2007. Las imágenes pretendían "denunciar la explotación que sufren las prostitutas", según el colectivo, y en ellas aparecían viandantes, aunque no se les reconoce. Es la primera sanción de este tipo que se produce en España.

La AEPD actuó "de oficio" al conocer a través de los medios de comunicación la noticia, según su presidente, Artemi Rallo. La asociación vecinal de Montera había grabado imágenes del trasiego de prostitutas y proxenetas en esta calle, y los había subido a su espacio en YouTube. La Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) no permite el tratamiento ilegal de datos personales sin el consentimiento de su titular, y el presidente de la AEPD abrió una inspección.

"Las imágenes no se obtuvieron de forma consentida, y además fueron difundidas", afirmó ayer Rallo. Esto supone una infracción grave dentro de la Ley de Protección de Datos, castigada hasta con 300.000 euros. Sin embargo, la Agencia no ve "voluntad de dañar la imagen de los viandantes", pues en 20 de los 22 vídeos no es posible identificar a los transeúntes. Además, en los vídeos "se aprecia la reivindicación de un problema de seguridad en la vía pública", por lo que la multa se reduce a 601 euros.

En la otra cara de la moneda está la Asociación Nuevos Vecinos de Montera. No se lo creen. Se sienten una "cabeza de turco" en un campo de acción nuevo para la AEPD, que "quiere apuntarse un tanto con una sanción ejemplarizante", dijo ayer un portavoz. Su intención cuando publicaron estos vídeos era la de denunciar la explotación sexual, la situación de injusticia social que sufren las mujeres que se prostituyen en esta zona.

"Nuestra actitud no es retrógrada ni es una cuestión ideológica, no queremos quitar a las putas. Pedimos una regulación para las mujeres que quieren ejercer, pero la mayoría son explotadas por mafias. Hace falta voluntad política para acabar con esto", señaló el portavoz.

No hay que confundir estos vídeos con el sistema de videovigilancia implantado por el Ayuntamiento en las calles de Montera, Gran Vía y en el entorno de la plaza de Soledad Torres Acosta como medida disuasoria para evitar la delincuencia en la zona. Comenzó a funcionar el pasado 25 de febrero y está compuesto por 30 cámaras móviles y una fija. La información recogida se borra cada siete días. Y, por supuesto, no se cuelga en Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de julio de 2008