Cartas al director
i

Choque de crisis

El contraste no puede ser más brutal entre los europeos, a quienes su crisis no les impide ir a descansar a las playas del sur, y los del Sur con mayúsculas, a quienes su crisis también mayúscula arroja en esas mismas playas, debilitados, enfermos, o incluso muertos.

Los muchos fallecidos, incluidos cinco niños, de una embarcación interceptada cerca de Almería han llevado a Zapatero a recordarnos que la situación de África es "insoportable" y "alarmante"; y que la paz social -y hasta la paz sin más- no puede sobrevivir a esas diferencias crecientes, incluso alimentarias.

Pero hay que recordar que los remedios que propone -para no hablar de los que cumple- están siendo tan insuficientes: el objetivo del 0,7% del PIB, que la misma ONU había previsto aumentar mucho para estas fechas, no sólo es mínimo, y hoy se "cumple" sólo en parte y con muchas partidas falsificadas, según denuncian las ONG. Y las medidas para atender a los inmigrantes aquí y frenar con el desarrollo su salida de los países de África son pocas, y están contrarrestadas por otras medidas en sentido contrario.

Con esa política (anti)humanitaria, como con la -en tantos aspectos relacionada- pertinaz política (anti)ecológica, al mal presente seguirá un mucho peor porvenir cercano para todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de julio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50