La fiscalía turca acusa a 86 personas de organizar una trama golpista

La red que pretendía derrocar al Gobierno islamista contaba con ex militares

El fiscal jefe de Estambul, Aykut Cengiz Engin, ha tardado 13 meses en acusar formalmente a 86 personas -entre las que figuran ex militares, empresarios, columnistas de prensa y hasta un antiguo rector universitario- de conspirar para lograr el derrocamiento del Gobierno del islamista moderado Recep Tayyip Erdogan.

Engin ha necesitado tiempo para presentar la primera causa contra una trama golpista en Turquía, donde cuatro gobiernos democráticamente elegidos han sido derribados por el Ejército desde 1960.

Los acusados están vinculados con el asesinato de un alto magistrado en 2006

Más información

El fiscal no desveló ayer el contenido de los cerca de 2.500 folios que contienen los cargos, a la espera de que los jueces abran un proceso penal en el plazo de dos semanas. Pero, en una improvisada conferencia de prensa celebrada en los jardines del palacio de justicia de Estambul, Engin aseguró que los acusados habían sido imputados de los delitos de "constitución de grupo terrorista, integración en banda armada y conspiración para derrocar al Gobierno". "No se trata del concepto convencional de terrorismo", puntualizó el fiscal, "sino el de la legislación antiterrorista, que incluye los crímenes para apoderarse de la autoridad del Estado", según recogía ayer la edición en Internet del diario turco Hurriyet.

De los 86 investigados, 48 se encuentran detenidos y el resto en libertad con cargos. Entre ellos figuran el coronel retirado Veli Kucuk, el líder nacionalista Dogu Perincek, el empresario Kuddisi Okkir (fallecido a causa de un cáncer la semana pasada), el columnista del diario prolaico Cumhurriyet Ilhan Selcuk y el ex rector de la Universidad de Estambul Kemal Alemdaroglu.

Todos ellos están acusados de pertenecer a la red Ergenekon, una trama golpista en la que también parecen estar encuadrados los 21 detenidos el pasado día 1, entre quienes se incluyen los generales retirados Sener Eruygur y Hursit Tolon, y el presidente de la Cámara de Comercio de Ankara, Sinan Aygun. Eruygur, ex jefe de la Gendarmería turca, es también el presidente de la Asociación de Pensamiento Kemalista, la organización que convocó las multitudinarias manifestaciones contra el Gobierno de Erdogan previas a las elecciones anticipadas de julio de 2007.

El detonante de la investigación del caso Ergenekon fue el hallazgo, en junio del año pasado, de un depósito de granadas en una casa de Estambul. Las primeras detenciones mostraron la existencia de una red que buscaba provocar el caos en Turquía, mediante atentados y desórdenes, para crear el clima favorable a una intervención militar.

La prensa turca ha publicado desde entonces filtraciones y revelaciones sobre el caso Ergenekon de dudosa verificación. El fiscal Engin se limitó a confirmar ayer la implicación de los 86 acusados en el asesinato a tiros, en 2006, del presidente de una de las salas del Consejo de Estado, el máximo tribunal administrativo turco, precisamente la que se ocupaba de las denuncias por el uso del velo islámico en las universidades. Las informaciones que han relacionado a la red Ergenekon con el asesinato, en enero de 2007, del periodista turco-armenio Hrant Dink no han sido aún confirmadas.

La acusación formal contra Ergenekon se produce antes de que el Tribunal Constitucional turco comience a estudiar mañana el informe final del ponente sobre la demanda de ilegalización del partido islamista en el poder, que ganó las últimas elecciones con el 47% de los votos y al que pertenecen tanto el primer ministro como el presidente de la República. El Constitucional tiene previsto dictar su fallo dentro de tres semanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de julio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50