Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plan para el reparto de inmigrantes

El Departamento de Educación de la Generalitat ampliará la colaboración en materia de cogestión y corresponsabilidad educativa que mantiene actualmente con 12 ciudades y comarcas catalanas, mediante la aplicación a partir del curso que viene de un plan piloto que se centrará, principalmente, en conseguir mejorar el reparto de alumnos recién llegados entre los centros educativos de cada localidad.

Este proyecto, en fase experimental, se presentó ayer en en Lleida y se llevará a cabo también en los municipios de El Prat de Llobregat, Vilanova i la Geltrú, Sant Adrià de Besòs, Granollers, Mataró, Reus y Sant Cugat del Vallès, y en las comarcas del Ripollès, la Garrotxa, la Ribera d'Ebre y la Terra Alta.

El plan consiste en la creación de una zona educativa cogestionada por la Generalitat y el Consistorio o la administración territorial correspondiente, de manera que se decidirán de forma conjunta los aspectos que afectan al ámbito educativo, como la matriculación, la construcción de centros y la puesta en marcha de planes de entorno e innovación.

El director de Educación de Lleida, Antoni López, explicó que el protocolo, que abarcará los cursos 2008-2010, supondrá "una planificación conjunta de la oferta educativa y corresponsabilidad de las decisiones", y que hará hincapié en la aplicación de criterios de cohesión social en la escolarización con el fin de "evitar la concentración de alumnos recién llegados en un mismo centro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de julio de 2008