Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

¡Qué gracia!

Qué graciosos son los banqueros. Y qué gracioso es Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid. Que la morosidad galopa, dice. Yo soy de letras y no sé mucho de números, pero lo que padezco es la política de la banca, que con la abusiva subida del Euríbor viene a decir: la gente (básicamente los hipotecados, es decir, la mayoría) lo va a pasar mal, difícilmente va a llegar a fin de mes y, si llegan, no podrán ni consumir más de lo necesario, ni darse un pequeño capricho. Pero a nosotros, la banca, eso nos da igual. A los que tengamos atrapados con créditos e hipotecas, les apretamos más. Algunos no podrán pagar (la morosidad galopa), pero serán los menos. El resto pagará. Y nosotros mantendremos nuestras descomunales, desproporcionadas ganancias, gracias a echar más fardos en la espalda de nuestros "clientes". Faltaría más. Y encima nos contarán el chiste de que ellos no pueden hacer nada para frenar las subidas de tipos, que es el mercado, Europa, el petróleo, las tensiones... Qué (maldita) gracia tiene la banca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de julio de 2008