Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Asesinato machista en la trastienda

Un hombre mata a su ex pareja en la tienda de ésta en Ciempozuelos y luego se suicida

Tendida en el suelo del sótano y desangrada por un profundo corte en el cuello. Así fue encontrada ayer María José Sanz Terceño, española de 37 años, asesinada presuntamente a manos de su ex pareja, indicaron fuentes policiales. Sobre el cadáver de la mujer yacía, también muerto, su presunto asesino, de 24 años y origen dominicano, según la Guardia Civil. Se había cortado las venas.

"Le había dicho que no quería seguir con él", se lamentaba un familiar

Habían mantenido una relación sentimental durante cerca de seis meses, según indicaron fuentes cercanas a la víctima. "Ella ya le había dicho que no quería seguir con él", lamentaba ayer un familiar de la víctima frente a la tienda de ultramarinos de Ciempozuelos (20.000 habitantes) en la que se hallaron los cadáveres. Hace cerca de dos semanas, ella decidió dejarle. Allegados de la víctima señalaron ayer que él la había amenazado. Ella no había presentado ninguna denuncia por malos tratos contra su ex pareja, según la Guardia Civil.

Ayer por la mañana, el presunto asesino, cuya identidad no ha trascendido, tomó un café en una terraza frente al lugar de trabajo de María José, una tienda de ultramarinos en la plaza de Ventura Rodríguez de Ciempozuelos, muy cercana al Ayuntamiento y la Policía Local. El hombre accedió a la tienda en la que trabajaba su víctima para hablar con ella. Allí arrinconó a la mujer llevándola hacia el fondo del local. Después la obligó a bajar al sótano, donde le cortó el cuello. A continuación se suicidó.

Sobre la una de la tarde, una llamada anónima alertó a la Policía Local de que se había producido un posible caso de violencia de género en la tienda de ultramarinos Bazar Miriam. Cuando los agentes llegaron al lugar, encontraron que la persiana metálica estaba bajada y con el cerrojo echado. Fueron los familiares de la víctima quienes lo abrieron para que accediesen los agentes. Allí encontraron los dos cuerpos y el arma del crimen, un cuchillo ensangrentado.

María José Sanz Terceño vivía en Valdemoro, a unos ocho kilómetros de Ciempozuelos. Era poco conocida en el pueblo donde trabajaba, ya que había abierto la tienda de ultramarinos hacía apenas dos meses. "Era educada, agradable. Llevaba poco tiempo aquí", recordaba un vecino de la calle del Arco. Los vecinos apenas recuerdan al presunto asesino de la mujer, pero aseguran que ambos solían salir juntos. María José estaba separada del padre de sus dos hijos, de 15 y 21 años, según fuentes municipales.

Decenas de vecinos se agolpaban ayer frente a los precintos de la Guardia Civil que rodeaban la esquina de la calle del Arco. "Prácticamente cada semana matan a una mujer", aseguraba ayer indignada una vecina del portal contiguo a la tienda en la que ocurrió el crimen. "La ha matado y luego se ha matado él. ¿No lo podía haber pensado antes y dejarla vivir a ella?", se preguntaba. La familia de la víctima no quiso hacer ninguna declaración.

La muerte de María José eleva a 33 el número de mujeres muertas a manos de sus parejas este año en España. De ellas, ocho fueron asesinadas en la Comunidad de Madrid, que en 2008 es la región con mayor número de muertes por violencia machista.

Ángeles Álvarez, secretaria de Políticas de Igualdad del PSM-PSOE, subrayó ayer que Madrid todavía no ha firmado el protocolo con el teléfono 016 (de atención a las maltratadas), informa Efe. Álvarez pidió ayer a las mujeres en situación de riesgo por violencia machista que tomen conciencia de que determinados comportamientos por parte de sus parejas pueden suponer "un peligro mayor del que imaginan".

Las cifras de la ignominia

- 33 mujeres han muerto por violencia machista en España desde enero.

- 19 de las fallecidas son españolas. Aumenta la proporción de mujeres extranjeras asesinadas que proceden de Bolivia, Ecuador, Marruecos, Rusia, Brasil, Rumania, Colombia y Argentina.

- Hasta junio de este año, hay ocho casos contabilizados de mujeres asesinadas en la región. Dos en Alcalá de Henares (una española de 44 años y una rumana de 20), dos en la capital (una peruana de 20 años y una boliviana de 22), una en Arganda del Rey (española de 46 años), otra en San Sebastián de los Reyes (colombiana de 37 años), una más en Las Rozas (boliviana de 31 años) y la española (de 37 años) que murió ayer en Ciempozuelos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de julio de 2008

Más información