Irán responde a la UE sobre los incentivos contra su plan nuclear

La Unión Europea recibió ayer la respuesta de Irán al paquete de incentivos económicos y de otro tipo que había presentado el pasado 14 de junio el alto representante, Javier Solana, en nombre de Estados Unidos, China, Rusia, Alemania, Reino Unido y Francia. Previamente, Solana y el negociador jefe de los iraníes, Said Yalili, mantuvieron una conversación telefónica en un tono "constructivo y positivo", según manifestó Cristina Gallach, portavoz de Solana.

La oferta de las seis potencias propone un compromiso mutuo por ambas partes para desatascar las conversaciones. La estrategia presentada por Solana plantea el compromiso de "no aumentar las sanciones" a Irán a cambio de un compromiso recíproco por parte de las autoridades de Teherán de "no aumentar" el proceso de enriquecimiento de uranio. Es lo que se llama "congelación por congelación".

De esta manera se espera superar temporalmente el bloqueo que suponía condicionar las conversaciones a la suspensión total de las actividades de enriquecimiento. El objetivo de la nueva estrategia es crear un clima más favorable para abordar en su momento la supresión del enriquecimiento. El denominado grupo 5+1, formado por los cinco países del Consejo de Seguridad de la ONU (EE UU, China, Francia, Reino Unido y Rusia) y Alemania temen que las actividades civiles para enriquecer uranio puedan servir para producir armas atómicas.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de julio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50