Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras cortarán un tramo del paseo de Gràcia casi un año

Si la calle de Balmes de Barcelona ha estado afectada dos años y medio por las obras de los Ferrocarrils de la Generalitat y del metro, el relevo lo tomará ahora el paseo de Gràcia con dos obras, también ligadas a la mejora de la conexión de las líneas 3 y 5 de metro en Diagonal y la colocación de ascensores en la estación de la 3 de Passeig de Gràcia.

Barcelona se enfrenta a un verano de obras que supondrán restricciones de tráfico y también de transporte público. Muchas de ellas están relacionadas con el impacto de infraestructuras ferroviarias, otras con colectores y mejoras de la pavimentación en un total de 55.000 metros cuadrados. Estas últimas se han marcado como fecha límite mediados de septiembre, pero las vinculadas a infraestructuras superarán el otoño. Pese a que el regidor de Movilidad, Francesc Narváez, insistía ayer en que las obras de verano están muy atomizadas, el centro de la ciudad y el barrio de Gràcia se resentirán especialmente de los trabajos en la calle.

El paseo de Gràcia entre Diagonal y Provença tendrá importantes restricciones de tráfico durante el mes de agosto en el tronco central por las mejoras del intercambiador de las líneas 3 y 5 del metro. Y por ese mismo motivo -se tiene que trabajar muy cerca de la bóveda de los túneles- se interrumpirá la línea 5 de metro entre Sagrada Família y Hospital Clínic los primeros 10 días de agosto. El recorrido lo cubrirán autobuses lanzadera. Ese mismo paseo, entre Aragó y Consell de Cent, se quedará sin el lateral del lado del Llobregat a partir de julio y se prevén 11 meses de trabajos.

Gràcia vivirá un mes de julio y parte de agosto -salvo la semana de fiestas, cuando las obras se detendrán- con restricciones de tráfico. En la parte de la Ronda del General Mitre que discurre soterrada a la altura de la plaza de Lesseps, los cortes serán en los dos sentidos hasta el 28 de agosto sólo por la noche. Pero, de rebote, también se verá afectado un carril de Gran de Gràcia. Esa misma calle se quedará con un solo carril a la altura de Fontana entre los días 12 y 18 de julio. El motivo es la sustitución de las escaleras mecánicas de la estación de metro de la línea 3. Estos trabajos preocupan especialmente al Consistorio por el poco espacio de la calle y porque la escalera mecánica se tiene que instalar de una sola pieza, hasta el punto de que será necesario desmontar buena parte de la entrada a la estación. La reforma de la plaza de las Glòries arrancará con el desmantelamiento del interior del anillo, lo que no tendrá impacto en el tráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de julio de 2008