Iberpotash denuncia sabotaje contra las minas de Sallent y Súria

La empresa Iberpotash, propietaria de las minas de potasa de Sallent y Súria, se considera víctima de un acto de sabotaje contra sus instalaciones y ha presentado una denuncia ante los Mossos d'Esquadra. Responsables de la empresa han explicado que el pasado fin de semana encontraron manipulado un sistema de boyas que evita que los depósitos de retención de aguas procedentes de la montaña de residuos sobrepasen sus límites. Esta situación puso en riesgo la correcta evacuación de estas aguas hasta el colector de salmuera que las conduce hasta el mar.

Un amplio sector crítico considera que la mina de Sallent es responsable de la contaminación del Llobregat y de las aguas freáticas del municipio de Sallent. El Departamento de Medio Ambiente negocia con la actual dirección de la empresa para resolver los problemas que ocasiona.

El acto de sabotaje no ocasionó mayores daños porque las instalaciones disponen de un sistema de seguridad. Además de variar el sistema de boyas, también han aparecido pintadas alusivas a los problemas de contaminación que se le adjudican a Iberpotash. El acto no ha sido asumido por ningún grupo. La empresa ha comunicado la situación a los trabajadores a través de los comité de los dos centros de producción. No es la primera acción de este tipo que sufre la empresa; el pasado mes de marzo, también en un fin de semana, un incendio que la dirección de Iberpotash consideró intencionado, quemó una parte de la cinta transportadora que permite el traslado del mineral extraído al exterior de la planta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de junio de 2008.