El Consejo Escolar pide que no se fomente la objeción a Ciudadanía

El Consejo Escolar del Estado, máximo órgano asesor en educación, instó ayer a los gobiernos de las comunidades autónomas a "que se abstengan de hacer declaraciones instando a la objeción de conciencia a esta asignatura [Educación para la Ciudadanía], pues su obligación como gobernantes es cumplir y hacer cumplir la ley", y esta materia es obligatoria por ley. En la justificación de la enmienda, presentada por el sindicato Stes, se asegura que la objeción está siendo promovida, entre otros, por miembros del Partido Popular.

De hecho, los Ejecutivos de tres comunidades gobernadas por el Partido Popular (Madrid, Comunidad Valenciana y Murcia) han anunciado que ampararán a los alumnos que decidan boicotear la materia. Éstas son las autonomías que han llevado más lejos la campaña contra esta materia, promovida por los obispos y varias asociaciones católicas y sobre la que tendrá que pronunciarse el Tribunal Supremo (hay varias sentencias a favor y en contra del derecho a la objeción).

La petición es una de las enmiendas aprobadas ayer para el informe anual del Consejo Escolar del Estado, formado sindicatos, padres, patronales, Administración, los presidentes de los consejos escolares autonómicos y representantes de colectivos de mujeres. También dio el visto bueno a otra enmienda en la que instan al ministerio a que apruebe una regulación básica para la etapa educativa de cero a tres años, la única que depende exclusivamente de las comunidades y otra para que se revisen los acuerdos de España con el Vaticano.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. A. Aunión

Coordinador del espacio de Educación de EL PAÍS. Especializado en información educativa durante más de una década, también ha trabajado para las secciones de Local-Madrid, Reportajes, Cultura y EL PAÍS_LAB, el equipo del diario dedicado a experimentar con nuevos formatos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS