El nuevo escenario económico

La caída de la recaudación fiscal fulmina el superávit

El superávit del Estado se agota a marchas forzadas. Si a finales de 2007 el excedente equivalía al 1,3% del PIB, en los primeros cinco meses de este año apenas llega al 0,24%, según los datos del Ministerio de Economía. La comparación con el mismo periodo del año pasado es elocuente: la diferencia entre ingresos y gastos arrojaba entonces un saldo favorable de 13.592 millones de euros. Ahora, entre enero y mayo, la crisis inmobiliaria, el alza de costes por el petróleo y los peores resultados empresariales dejan esa diferencia en apenas 2.722 millones, un 80% menos.

La velocidad a la que el superávit mengua es vertiginosa. Hasta abril, el saldo era de 8.907 millones. Un mes después casi dos tercios de esta diferencia se ha evaporado. La clave está en el descenso de los ingresos tributarios, fiel reflejo de la crisis económica. La recaudación, que incluye las entregas a comunidades y ayuntamientos por impuestos territorializados, fue de 82.445 millones, un 4% menos que en los cinco primeros meses de 2007.

El recorte es algo menos acusado que en abril (5,2%), ya que entonces se contabilizó un descenso muy notable en la recaudación del impuesto de sociedades (casi un 60% de caída) por la ampliación del plazo para presentar resultados ante la complejidad de la nueva normativa contable. En los datos hasta mayo, esta distorsión ya no existe y el descenso en la recaudación del impuesto de sociedades (un 20% menos) responde tanto a los peores resultados empresariales como a la bajada del tipo (del 32,5% al 30%) a las grandes compañías.

Cheque bebé

El IVA es otro impuesto que sufre en su recaudación. Hasta mayo, se ingresó un 18% menos. Y las causas, según señaló el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, son similares a las de meses anteriores: las empresas repercuten más costes por el alza del petróleo, las devoluciones se realizan antes y las pymes, sobre todo las de la construcción, facturan menos. Por el contrario, la recaudación del impuesto de la renta, con un incremento del 10%, aún se sostiene, pese a que las devoluciones aumentan en 450 millones por las nuevas deducciones por nacimiento (el llamado cheque bebé de 2.500 euros).

El que sí sigue aumentado es el superávit de la Seguridad Social, que llega a 14.685 millones, un 9% más que en los cinco primeros meses de 2007. El Gobierno cree que el saldo positivo de la Seguridad Social (ahora en el 1,3% del PIB) permitirá al conjunto de las Administraciones públicas (Estado, Seguridad Social, comunidades y ayuntamientos) salvar el superávit a finales de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50