Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU abre la investigación de los planes nucleares sirios

Un equipo del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), compuesto por Olli Heinonen, jefe de los inspectores de este organismo de la ONU, y dos expertos en tecnología nuclear, llegó ayer a Damasco. Su objetivo es investigar si Siria construía un reactor nuclear clandestino antes de que lo bombardease Israel en septiembre, como alega Estados Unidos. El Gobierno de Damasco sostiene que se trataba de una instalación militar ordinaria.

Washington asegura que Al Kibar, situado en una zona desértica en el noreste del país, estaba diseñado para esconder su verdadera naturaleza: el desarrollo de un proyecto nuclear con ayuda de Corea del Norte. Imágenes obtenidas por satélites después del ataque mostraron excavadoras tratando de retirar cualquier evidencia.

El jefe del OIEA, Mohamed el Baradei, condenó el ataque de Israel -único poder nuclear conocido en Oriente Próximo tras obtener secretamente unas 200 cabezas atómicas, según admitió su primer ministro Ehud Olmert- porque en su opinión perjudica la misión del organismo de vigilancia. "Haremos lo posible por descubrir la verdad", dijo El Baradei. Sus expertos creen que será difícil tantos meses después.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de junio de 2008