Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vídeo de las FARC muestra con vida a un diputado rehén

"Estoy vivo única y exclusivamente porque Dios dispuso milagrosamente que escapara de morir ese día"; así sin dar ningún detalle, Sigifredo López explica por qué es el único de los 12 diputados de la Asamblea del Valle secuestrados por la FARC en abril de 2002 que escapó de la muerte hace un año.

Desde hace un año y dos meses no se sabía nada de él. Se suponía que había sido separado del grupo por motivos de salud, por una dolencia en las piernas. El vídeo, según parece, fue grabado hace ocho meses.

Los 11 compañeros de López fueron asesinados el 18 de junio pasado, en un lugar de la selva situada al sur del país. "Hoy sufro en silencio, en soledad, el inmenso dolor de su ausencia...", comenta Sigifredo López en un vídeo que fue entregado a su familia el sábado por la tarde, gracias a la gestión de la Iglesia de Cali -capital del Valle- y del ex defensor del pueblo de esa ciudad.

Un tigre, una cebra, flores y el escudo de las FARC pintados en una tela, sirvieron de telón de fondo a esta nueva prueba de supervivencia.

La guerrilla, al anunciar la muerte de los diputados, aseguró que habían muerto en medio "de fuego cruzado con un grupo no determinado".

Los archivos encontrados en los ordenadores de Raúl Reyes -miembro del secretariado de las FARC muerto el 1 de marzo en un ataque colombiano en Ecuador- muestran otra realidad: los encargados de la custodia se confundieron y pensaron que otro grupo de guerrilleros que se acercaba, era un grupo enemigo y asesinaron a los diputados a sangre fría antes de huir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de junio de 2008