Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las patronales catalanas apoyan la directiva de las 65 horas

Mil catalanes se movilizan en dos días contra una semana laboral más larga

Las patronales catalanas ven con buenos ojos el acuerdo político al que ha llegado la Unión Europea que, a falta de lo que diga el Parlamento Europeo, abre la posibilidad de acuerdos individuales voluntarios entre un trabajador y un empresario para alargar la semana laboral hasta 60 horas, o 65 para el colectivo sanitario. El Gobierno español, la Generalitat y los sindicatos están en contra.

Tanto Fomento del Trabajo como Cecot y Pimec rechazan los términos en que el Gobierno presenta el debate y subrayan que el tope semanal estándar se mantendrá en 48 horas. "Lejos de volver al siglo XIX, (la directiva) armonizará la jornada con la lógica europea y, en contextos de globalización, la flexibilización laboral es beneficiosa", opinó Antoni Abad, presidente de Cecot, quien pidió "reenfocar" la negociación colectiva.

"En realidad, es una medida garantista. Se introduce un tope (60 horas) que no existía para quien pase esas 48 horas. La directiva plantea un tema de flexibilidad y nos parece bien debatir cómo se distribuye la jornada irregular, dentro de la negociación colectiva", señaló Joan Pujol, secretario general de Fomento. A juicio del director de Relaciones Laborales de Pimec, José Hallado, Bruselas da "un toque de atención" a los sindicatos. "El fracaso de las 35 horas era la crónica de una muerte anunciada. El tiempo de trabajo deberá tocarse de forma perentoria. La globalización requiere flexibilidad", añadió. CC OO y UGT se han rebelado contra el intento.

La organización Avalot-Joves de UGT de Cataluña ha puesto en marcha una cibercampaña para pedir a los eurodiputados españoles que voten que no a la propuesta. El escrito ha sido suscrito por mil ciudadanos en dos días, según Avalot. "La flexibilidad laboral no significa que podamos remontarnos a la época de las colonias fabriles y abandonar el contrato social que los europeos hemos construido", dice.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de junio de 2008