La primera gran protesta por la crisis

Seat deja de fabricar 1.400 automóviles por la huelga y otras plantas tienen problemas

Seat se vio ayer obligada a cancelar el turno de anoche y de la mañana de hoy en su fábrica de Martorell (Barcelona) por los problemas de suministro generados por la huelga de los transportistas, lo que le impedirá fabricar, al menos de momento, 1.400 automóviles, según confirmaron a este diario fuentes de la compañía. La fábrica de Mercedes Benz en Vitoria ha decidido parar el turno de la mañana de hoy.

Pinturas y montaje son las partes de la cadena de producción que han quedado paralizadas en Seat. El sistema de producción just in time (justo a tiempo), común en el sector del automóvil, hace muy vulnerable a los fabricantes ante un problema en el transporte, ya que este sistema trata de mantener al mínimo la cantidad de productos almacenados para reducir costes y recibirlos de sus proveedores en el preciso momento que han de incorporarse al proceso de producción.

Más información

Fuentes de Seat explicaron que, en función de cómo evolucione la incidencia de las protestas hoy, decidirán si deben cancelar más turnos de trabajo. Según fuentes del comité de empresa, el paro afecta a unos 500 trabajadores de los casi 3.000 que conforman el turno de noche y mañana.

La otra gran fábrica de coches de Barcelona, la de Nissan, trabajó con normalidad, y espera poder seguir haciéndolo al menos hoy, pese a notar problemas de suministro de algunas piezas.

Otras plantas de producción de automóviles españolas se verán obligadas a suprimir a partir de hoy algún turno de trabajo, según informaron fuentes de la patronal Anfac. Dichas fuentes indicaron que durante el día de ayer se mantuvieron niveles de producción normales en la mayor parte de las 18 factorías de automóviles españolas, aunque señalaron que si los paros de transporte continúan mañana miércoles, los problemas de montaje se pueden generalizar en varias plantas que podrían verse obligadas a suprimir algún turno de trabajo.

La producción de automóviles estaba creciendo hasta final de abril el 3%, cifra que contrasta con la caída de las ventas en el mercado interior del 14,3% hasta mayo. De cada diez coches que se fabrican en suelo español ocho se exportan, hecho que está salvando el mal momento de ventas en España. Por otro lado, desde la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) señalaron ayer que todavía "es demasiado pronto" para evaluar las consecuencias de estos paros en el sector de distribución de vehículos.

Por su parte, el presidente de Renault España, Juan Antonio Fernández de Sevilla, ha admitido que el sector del automóvil es "francamente vulnerable" a una huelga de transportes, especialmente en el caso de los paros en la carretera. Fernández de Sevilla reconoció que estos paros suponen "un peligro por los bajos excedentes" y aseguró que los productores intentarán hacer acopio de piezas.

La planta de Ford en Almussafes no recibió ayer suministro de algunas piezas, lo que puede ocasionar problemas si se mantiene varios días. Los coches de exportación (el 70% de la producción) no han podido salir por mar por el bloqueo del puerto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50