Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rowling 'resucita' a Harry Potter con fines benéficos

La autora escribe la 'precuela' de la saga para sacarla a subasta

Cuando J. K. Rowling daba los últimos toques a Harry Potter y las reliquias de la muerte (2007) se prometió, ante la desolación de millones de seguidores en todo el mundo, que ése sería el último libro de la famosa saga del niño mago. La autora escocesa sigue inflexible en su decisión, pero ha accedido a hacer una sola excepción retomando el universo mágico de Hogwarts en una precuela de 800 palabras cuya venta se destinará a fines benéficos.

Rowling es una de las 13 reconocidas plumas que han aportado sus escritos a una subasta organizada por la casa Sotheby's el próximo 10 de junio y que persigue recaudar fondos para English PEN -que promueve la literatura como herramienta de entendimiento entre las culturas- y la organización Dislexia Action, destinada a apoyar a las personas con problemas de dislexia.

El contenido de la precuela es uno de los secretos mejor guardados de Londres, aunque los especialistas de la sala de pujas auguran excelentes perspectivas para su venta dado el tremendo interés que genera la obra de Rowling. Junto a ella, han cerrado filas en esta causa autores de la talla de Doris Lessing, premio Nobel de Literatura; el dramaturgo Tom Stoppard, y los novelistas Nick Hornby y Sebastian Faulks. Este último acaba de presentar una nueva entrega de la serie de James Bond con un espectacular lanzamiento publicitario que pretendía imitar las campañas que rodearon la salida a la venta de los libros de Harry Potter.

El martillo de Sotheby's revelará dentro de dos semanas si la iniciativa logra superar récords recaudatorios. A finales del año pasado, un volumen de cuentos manuscrito por J. K. Rowling, The tales of Beedle the Bard, fue vendido en subasta también benéfica por más de 2,5 millones de euros.

Joanne Rowling ha ganado más de 600 millones de euros con el fenómeno editorial que han supuesto sus siete libros de Harry Potter y la venta de sus derechos cinematográficos. El pasado diciembre, confesaba a la prensa británica que "en momentos de debilidad" se plantea escribir una octava novela, aunque matizó que, en el caso de sucumbir, el niño mago no tendría en esta ocasión el papel protagonista. La presión de sus tres hijos, admitió, podría acabar por disuadirla, si bien se mostraba resuelta a concederse a sí misma "un plazo mínimo de 10 años". Tan sólo seis meses después de aquellas declaraciones, la aparición de una nueva obra salida de su prodigiosa imaginación, aunque se trate de una precuela, sugiere que quizá se precipitó al cortar de cuajo con el mago más famoso del planeta.Doris Lessing, Nick Hornby y Sebastian Faulks se han unido a la causa

Potter, más citado que su autora en Internet

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 2008