Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudades de policías corruptos y de inocencias robadas

Cuando Clint Eastwood leyó el guión de Changeling le interesó el drama que encerraba "la obstinación" con la que esa madre soltera busca a su hijo perdido. Para el cineasta, su cine es casi un continuo en el que sólo cambian los escenarios donde se repiten las "cualidades dramáticas" que busca en las historias. Ciudades gobernadas por policías corruptos frente a inocencias robadas. Y ante eso una sola mujer. "Este guión es un gran estudio sobre la condición humana. Una sola madre luchando contra toda una ciudad. Esa tenacidad, ése era el tema que me interesaba", dijo ayer el director. "La búsqueda de la verdad es lo más importante en cualquier historia", añadió. "Detrás de cualquier drama hay una búsqueda de la verdad, y de eso sabemos mucho los actores, que nos pasamos la vida queriendo representar una verdad que no nos pertenece".

A su lado, la actriz Angelina Jolie explicó que rodó la película unos meses después de la muerte de su madre. "No podía ponerme en el lugar de la protagonista porque no podía soportar la idea de estar en su situación. Por lo tanto, pensé en mi madre, para mí ella es como era mi madre, una mujer muy pasiva en la vida cotidiana pero que combatía como un león cuando tocaba defender a sus hijos. Ella fue mi inspiración".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de mayo de 2008