Los madrileños son los que más multas reciben por aparcar mal

Barcelona, Valencia, Sevilla y Zaragoza se encuentran por detrás de la capital

Cada día se mueven por Madrid una media de 2,5 millones de vehículos. Este inmenso tráfico hace que los conductores tengan graves dificultades para encontrar un sitio en el que estacionar el coche. Eso convierte a la capital en la ciudad en la que más multas se ponen por número de habitantes entre las grandes ciudades españolas (80 por cada mil ciudadanos). Le siguen de lejos, con algo más de la mitad, Valencia (49) y Barcelona (45). Mientras, Sevilla (20) y Zaragoza (19) son mucho más tolerantes con las infracciones de tráfico.

Más información

Las 216.000 plazas de aparcamientos públicas que hay en Madrid resultan insuficientes. Provoca largas colas en las entradas de muchos estacionamientos. Además, durante las noches de los fines de semana y vísperas de festivo el metro no funciona, cuando más gente se acerca al corazón de la capital.

En Madrid la normativa prohíbe aparcar en doble fila, a menos de tres metros de una parada de autobús y en el mismo lugar durante más de cinco días seguidos. Un gran número de infracciones por el que los madrileños pueden ser sancionados. En Sevilla, por ejemplo, sólo existe una ordenanza que regula el estacionamiento regulado.

El precio de las sanciones oscila entre los 40 y los 300 euros, igual que en Barcelona. Por el contrario, Valencia tiene las multas más elevadas, ya que algunas denuncias pueden suponer un desembolso para el infractor de hasta 600 euros. La capital andaluza cuenta con las sanciones más bajas, no superan los 100 euros.

La gran cantidad de coches que cada día entran y salen de Madrid provoca enormes problemas de circulación para los conductores. Aparcar se convierte en una aventura en algunos lugares, como ocurre en los alrededores de los estadios Santiago Bernabéu y Vicente Calderón los días que hay un partido de fútbol. Muchos residentes de la zona temen esas fechas porque resulta imposible entrar o salir de esos atolladeros por la multitud de vehículos estacionados en doble fila.

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) dispone de ocho vehículos con cámaras que hacen fotos a los vehículos estacionados en el carril bus. El Ayuntamiento guarda silencio sobre la recaudación por multas de aparcamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de mayo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50