Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cumbre UE-América Latina

Zapatero transmite a Chávez un mensaje conciliador del Rey

El presidente venezolano da por zanjado el incidente de noviembre en Chile

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero transmitió un mensaje conciliador del Rey al jefe del Estado venezolano, Hugo Chávez, durante la entrevista que ambos mantuvieron la madrugada del sábado en Lima, al término de la V Cumbre América Latina Caribe-Unión Europea. Según fuentes gubernamentales, el mandatario venezolano se adelantó al pedir a Zapatero que trasladase sus respetos al Rey, a lo que éste contestó que don Juan Carlos le había rogado que le expresase su respeto por el pueblo y las instituciones de Venezuela y su deseo de pasar página del episodio de noviembre pasado en Santiago de Chile.

"Somos viejos amigos", dijo el mandatario sobre el monarca español

Los mensajes mutuos entre el Rey y Chávez eran una condición necesaria para superar el desencuentro, pues fue don Juan Carlos quien protagonizó el encontronazo con el presidente venezolano, al que espetó "¿por qué no te callas?", después de que éste interrumpiera continuamente a Zapatero con críticas a José María Aznar. Era importante además que la reconciliación se produjera antes de que los dos jefes de Estado volvieran a verse las caras en la próxima cumbre iberoamericana, en octubre, en El Salvador.

Tras su reunión con Zapatero, que duró media hora y en la que sólo estuvieron acompañados por los respectivos cancilleres, Chávez dio por zanjado el episodio con el Rey, al que restó gravedad recordando que se había producido "en una dinámica muy rica y muy apasionada" de discusión entre los mandatarios. "Lo que pasó en Chile, pasó... A partir de hoy retomamos el camino de las excelentes relaciones que hemos tenido con el Gobierno español, especialmente con el Gobierno de Rodríguez Zapatero, y con el jefe del Estado, que es el rey Juan Carlos de Borbón", dijo a los periodistas. Incluso se mostró cordial hacia el Rey: "Somos viejos amigos".

Zapatero no hizo declaraciones tras la reunión, pero antes pidió a Chávez el mismo respeto hacia las instituciones españolas que él tiene hacia las venezolanas: "Mediante el respeto se recupera y se gana la confianza".

Aunque siempre impredecible, el presidente venezolano hizo gala de su mejor talante en Lima. No sólo se mostró afable con Zapatero, sino que pidió disculpas a la canciller germana Angela Merkel, a quien había calificado de heredera de la derecha que apoyó a Hitler.

De las nueve entrevistas bilaterales de Zapatero en Lima, la de Chávez fue la que despertó más expectación. Pero también fueron importantes las que mantuvo con el boliviano Evo Morales, a quien recordó el papel que tiene para España la petrolera Repsol-YPF, obligada a renegociar sus contratos en el país andino; y con la argentina Cristina Fernández, quien presionó para que el grupo español Marsans ceda a empresarios locales la gestión de Aerolíneas Argentinas.

En Lima, Zapatero anunció además importantes programas de cooperación al desarrollo, como el fondo del agua, dotado con 1.500 millones de dólares en los próximos cuatro años, o un programa conjunto con México para erradicar la malaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de mayo de 2008